Entradas

¡No me etiquetes, por favor!

Por desgracia vivimos en una sociedad donde todo lo referido a la salud mental goza de muy “mala prensa”. La escasa o mala información que existe al respecto crea alrededor de los problemas de salud mental muchos prejuicios. Las personas sufren un gran estigma, es decir, se las etiqueta de forma simbólica “de tal, cual, pascual” generando prejuicios y discriminación.

¿Puedes imaginar por un instante como pueden sentirse? ¿Tú no has tenido nunca la necesidad de resolver un problema con tu espalda o con tu rodilla? ¿Qué diferencia existe entre resolver un problema físico y uno mental? ¿No somos acaso cuerpo y mente?

Uno de mis objetivos cuando creo estas imágenes para ti así como cuando escribo los artículos, es que tengas de forma accesible, con un lenguaje directo y claro información que te ayude a comprender una parte de ti que es tu mente. ¿ Te atreves a conocerte? ¡Te animo a que SI!

 

depresion-salud-mental-estigma-psicologa-nayra-santana

Tus pensamientos determinan tu felicidad

El pasado 1 de octubre se celebró el Día Europeo de la Depresión con el objetivo de sensibilizar de la magnitud de la depresión y de la necesidad de destinar recursos para mejorar la realidad de muchas personas que no viven sino sobreviven con un intenso dolor emocional como el que representa la depresión.

Este mes de octubre, a propósito del Día Europeo de la Depresión y del Día Mundial de la Salud Mental, destinaré todos mis artículos, será un monográfico, para  ayudarte a completar la información que dispongas de la depresión, y que te ayude a responder a las siguientes preguntas: ¿qué es la depresión? ¿cuales son los síntomas depresión? ¿por qué se mantiene la depresión en el tiempo? ¿la depresión tiene solución? ¿cuales son las cifras de la depresión en España? ¿Y en el mundo? ¿cómo puedo ayudar a mi familiar que tiene depresión

Si quieres conocer algo en concreto que te preocupa o que no comprendes bien sobre la depresión ¡no dudes en decírmelo! Mándame un correo al contacta@nayrasantana.com o pon un mensaje privado en redes sociales. Me esforzaré por darte respuesta.

A lo largo del mes y a través de los artículos e imágenes que haré para ti, me esforzaré en poder explicarte que las circunstancias que te pasan en la vida influyen en tu estado de ánimo pero NO son determinantes … la forma en que interpretes lo que te está pasando, es decir, la calidad y naturaleza de tus pensamientos, son los que determinan tu forma de ver, sentir y actuar en la vida. Aquí dejo esa semillita y a lo largo del mes te iré ampliando la información. ¿Te atreves a seguir leyendo?

¡Feliz comienzo de semana!

Depresion-calidad-pensamientos-nayra-santana

7 mitos sobre el suicidio

Como bien te comenté la semana pasada, el día 10 de septiembre se celebró el Día Mundial de Prevención Suicidio-Mitos-Psicologa-Nayra-Santanacontra el Suicidio promovido por la Organización Mundial de la Salud  con el objetivo de sensibilizar para eliminar las barreras del tabú alrededor del suicidio y el estigma que recaen en las personas que se suicidan o lo intentan y en sus familias.

Con el objetivo de contribuir con un granito de arena, el lunes 5 publiqué un artículo “El suicidio en cifras” para poner de relieve las cifras mundiales y nacionales y así tomar conciencia de la dimensión de esa cruda realidad.

Esta semana quiero seguir ahondando en el suicidio y acercarte en primer lugar los mitos y creencias que existen a su alrededor; en segundo lugar el tabú y estigma que persigue al suicidio, y por último lugar el sentir de los familiares.

7 Mitos sobre el suicidio

Vivimos en una cultura donde la muerte está rodeada de un velo “negro” y de la que se habla poco y mal. Así es que eso contribuye a que ciertos mitos o creencias se propaguen y se instalen como “verdades absolutas” sin cuestionarte que hay de cierto o no en ello.

Precisamente este es uno de los objetivo de este artículo, tratar de reconocer que hay de cierto en la información que gira alrededor del suicidio y así derribar alguna barrera entorno al tabú y al estigma que persiguen al suicidio.

Farberow y Scheneidman (1969) recogen 7 mitos o creencias sobre el suicidio que contraponen con hechos contrastados:

  1. La gente que habla de suicidarse no se suicida = FALSO. Debes de tomarte realmente en serio las intenciones de suicidio que una persona expresa, ya que los hechos dicen que 8 de cada 10 personas que se suicidan han comentado previamente sus intenciones =VERDADERO.Mito-Suicidio-Nayra-Santana
  2. El suicidio ocurre sin previo aviso=FALSO. Según los estudios, en la mayoría de los casos existen indicios previos de las intenciones de suicidio. Ignorarlas NO va hacer que la probabilidad de suicidio desaparezca. NO mires para otro lado, y si no sabes que hacer, ¡busca ayuda! La próxima semana te proporcionaré algunos recursos donde puedes apoyarte en caso necesario. = VERDADERO.Mito-Suicidio-Nayra-Santana
  3. El suicida tiene completamente claro que quiere morir=FALSO. En el post de la semana pasado ya te comentaba sobre la ambivalencia de los suicidas, no tienen claro si vivir o morir. En muchos casos dejan cartas pidiendo ayuda o indicios más o menos difíciles de descifrar pidiendo ayuda=VERDADERO.Suicidio-Mito-Psicologa-Nayra-Santana
  4. Una persona que se intenta suicidar lo intentará en el futuro hasta que lo consiga=FALSO. Muchas personas que han intentando suicidarse, tras el intento frustrado tienen deseos de vivir.=VERDADERO.Suicidio-Mito-Psicologa-Nayra-Santana
  5. La mejora que experimenta una persona tras una terapia de depresión elimina el riesgo de suicidio=FALSO. Muchos suicidios se producen en los dos meses siguientes a la mejoría ya que la persona encuentra energía suficiente para llevar a cabo el suicidio =VERDADERO.Suicidio-Mito-Psicologa-Nayra-Santana
  6. Todos los suicidas son enfermos mentales y el suicidio es un acto de personas psicóticas=FALSO. No necesariamente la persona tiene que sufrir un trastorno mental, eso es un factor de riesgo pero existen otros, como bien te comentaba en el artículo de la semana pasado “El suicidio en cifras”=VERDADERO.Suicidio-Mito-Psicologa-Nayra-Santana
  7. Hablar de suicidio incrementa la probabilidad de intento=FALSO. Hablar de lo que angustia a la persona que tiene intenciones suicidas le puede ayudar a sentirse atendido y comprendido, y retrasar la toma de decisiones =VERDADERO.Suicidio-Mito-Psicologa-Nayra-Santana

Sostener este tipo de mitos o creencias contribuyen a alimentar el estigma y el tabú entorno al suicidio. Tú también puedes aportar tu granito de arena… ¡empieza con un reflexión!

El estigma del suicidio

En breve, el día 10 de Octubre de 2016, la Organización Mundial de la Salud celebra el Día Mundial de la Salud Salud_Mental_Psicologa_Benimaclet_nayra_SantanaMental  con el objetivo de proteger los derechos y dignidad de las personas que sufren trastornos mentales.

Por desgracia, vivimos en una sociedad donde los trastornos mentales sufren de un estigma, no son aceptados ni aprobados por la sociedad. Las personas en general deseamos, nos gusta sentirnos mayormente aceptados. Así es que si contravenimos alguna “norma cultural” evitamos hablar de ello, sentimos vergüenza y tememos en mayor o menor medida a sentirnos juzgados por los demás, ¿verdad?

Precisamente en el artículo del año pasado,  “Problemas de salud mental: “ellos” no son diferentes” te acercaba la estigmatización de los problemas de salud mental. ¡Espero que te guste!

Volviendo al tema importante, si la muerte de un familiar, esperada o no, siempre es dolorosa y difícil de encajar, cuando esta muerte llega de la mano de un suicidio, todo se vuelve más complicado, ya que además del dolor propio de la pérdida de un ser querido, tienen que hacer frente al estigma que rodea al suicidio, y a las enormes dificultades que existen para hablar de la muerte por suicidio, que en nuestra sociedad es un tema tabú.

El #estigma del #suicidio:si escondes un problema, NO hay manera de solucionarlo #tabu Click Para Twittear.

 

Así es que si se habla y se escribe sobre el suicidio, se reivindican días mundiales, la sociedad tomará conciencia, aprenderá  a aceptarlo y en consecuencia se destinarán más recursos para prevenirlo. ¿No crees que es útil? Yo si lo creo.

Te dejo este interesante reportaje “El gran tabú” publicado en el Pais Semanal sobre el tabú en el suicidio. Si quieres seguir leyendo sobre otros aspectos del suicidio, la próxima semana escribiré un post sobre la prevención del suicidio. ¡Te avisaré!

¿Cómo se sienten los familiares ante un suicidio?

En el artículo de la semana pasada te decía que la persona que se suicida o lo intenta experimenta un dolor emocional enorme, un sufrimiento atroz que le conducen a una única salida como solución a tal angustia, el suicidio. Pero ¿y cómo se sienten los familiares? ¿Lo has pensando alguna vez? Siempre hablo de forma general así es que en ningún caso puedo afirmar que estarán presentes todas las emociones que a continuación te cito, dependerá de cómo cada uno interprete sus circunstancias:

  • La emoción de la vergüenza: por sufrir el juicio de los demás. Y pueden pensar:“¿qué pensarán los demás…?”.
  • La emoción del enfado: la dificultad de comprender y aceptar un hecho tan doloroso puede enfadarte y sentir que “te han abandonado”. Y pueden pensar: “¿cómo me has hecho esto?”.
  • La emoción de la culpa: ante un hecho tan dramático, quizás puedas pensar que podías haber hecho algo para haberlo evitado. Y pueden pensar: “¿cómo no me di cuenta”?.
  • La emoción de la tristeza: propia del duelo que experimenta todo el mundo ante la pérdida de un ser querido.

Al igual que la semana pasada te dejo un vídeo muy interesante donde los protagonistas son personas que han intentado suicidarse y el testimonio de familiares. Sus palabras y no las mías son las que te ayudarán sino a entender a empatizar mejor con su sufrimiento. Te animo a que lo veas.

 

Entiendo que hablar, leer, opinar o compartir sobre el suicidio no es un tema muy refrescante. Pero si yo como profesional de la salud aspiro a que algún día el tabú y el estigma que persiguen a los trastornos mentales o al suicidio desaparezcan, tendré que contribuir humildemente al debate, a la reflexión a la lectura para que entre todos podamos cuestionarnos y rescatar al suicidio del ostracismo. Empecemos a dar un primer paso “solo” leyendo este u otros artículos, NO evitando saber más sobre el suicidio. ¿Te atreves?

Altruismo_Psicologa_Benimaclet_NayraSantana

El estigma y el VIH: 3 formas de revisar nuestras actitudes

Uno de los aspectos más sobresalientes de la infección por VIH es el estigma que la acompaña. El estigma, que va ligado a actitudes de discriminación y rechazo, es el principal problema que tienen hoy en día las personas con VIH en España, y puede llegar a comprometer su salud y su bienestar psicológico. Además, está dificultando la prevención del VIH.

Para poder atajar este problema necesitamos ser conscientes de que existe. Por eso, en este artículo vamos a hablar del estigma, de sus repercusiones sobre la salud y de qué podemos hacer para trabajar nuestras propias actitudes de rechazo.

Qué es el estigma y cómo se relaciona con la discriminación

Podemos decir que el estigma hace referencia a una característica de una persona que la hace diferente, y que a ojos de los demás la devalúa y laEstigma_VIH_Nayra_Santana_psicologa denigra. Se pueden distinguir diferentes tipos de estigma:

  • Algunos estigmas hacen referencia a características físicas, como por ejemplo la obesidad o las discapacidades físicas.
  • En otras ocasiones el estigma está asociado a características psicológicas, como ocurre con las personas que son adictas al alcohol u otras sustancias.
  • También podríamos hablar de estigmas socioculturales que hacen referencia a los rasgos étnicos de una persona, a su procedencia geográfica, a su clase social, y que podemos observar, por ejemplo, en personas que viven en riesgo de exclusión social.

Muchas veces el estigma se puede asociar a varias categorías diferentes. En el caso del VIH, el estigma asociado a las personas afectadas ha estado muy ligado a estigmas basados en el carácter (prueba de ello es la asociación que históricamente se ha hecho entre el VIH y las personas que hacen uso de drogas inyectadas o a la comunidad gay), pero también ha tenido mucho peso el estigma debido a características físicas por la relación que se estableció, al principio de la epidemia, entre el virus y el deterioro físico. El estigma sociocultural, por su parte, es evidente cuando se asocia la epidemia a la población de países del Tercer Mundo.

En cualquier caso, el estigma marca una diferencia indeseable entre la persona que lo posee y la aleja de la norma, poniendo en entredicho su humanidad.

Aquí es donde entra en juego la discriminación, porque ante esta negación de la dignidad y de la humanidad de las personas estigmatizadas solemos realizar conductas de evitación y darles un trato injusto basado en actitudes de rechazo.

En qué consiste la discriminación hacia las personas con VIH

La discriminación ha sido muy fuerte desde los primeros momentos de la epidemia, y todavía se mantiene a día de hoy, aunque tal vez de manera más sutil, a través de actitudes de rechazo.

En el año 2010 Fipse publicó un informe sobre las creencias y actitudes de la población española hacia las personas con VIH, y los resultados de esta investigación indican que una parte importante de la sociedad siente incomodidad ante las personas con VIH, y que pondría en marcha comportamientos de evitación en situaciones cotidianas:

  • Casi el 60% de la población sentiría incomodidad si un/a estudiante del colegio de su hijo/a tuviera el VIH, y el 40% cambiaría a suEstigma_VIH_Nayra_Santana_psicologa hijo/a de colegio.
  • El 30% de las personas que manifiestan que sentirían incomodidad si trabajaran junto a una persona con VIH intentaría cambiarse, o cambiar a la persona con VIH, de puesto o de lugar de trabajo.
  • El 44,5% de la gente sentiría incomodidad si una persona con VIH trabajara en la tienda donde compran habitualmente; de este porcentaje de personas, un poco más de la mitad cambiaría de tienda.
  • El 20% de la sociedad apoyaría políticas que discriminaran directamente a las personas con VIH (estableciendo lugares separados en los espacios públicos o publicando los nombres de las personas infectadas para poder evitarlas).
  • Otro de los resultados más duros que refleja este informe es que el 20% de la población considera que las personas con VIH son culpables de haberse infectado, y el 17% piensa que se lo tienen merecido.

Los sentimientos más comunes que la sociedad siente hacia las personas con VIH son la pena, el miedo, el enfado y el asco.

Las consecuencias para las personas afectadas

Ante estos datos, no es de extrañar que el 80% de las personas con VIH declare que el estigma y la discriminación son el principal problema al que se tienen que enfrentar. El estigma hace que les resulte más difícil establecer nuevas relaciones con otras personas, y pueden entrar en procesos de aislamiento social. También hay consecuencias psicológicas: el estigma favorece procesos de ansiedad, depresión y sufrimiento. Son habituales los sentimientos de inferioridad, culpa y vergüenza, y a veces se ponen en marcha conductas de auto-aislamiento para evitar el rechazo.

Aquí tienes un excelente vídeo que te ayudará a comprender mejor, solo son 2 minutos !!!

De dónde surge la discriminación

Las causas del estigma hacia el VIH son numerosas y complejas, y se nutren de las desigualdades que existen en las estructuras de género, de clase, raciales y sexuales a través de la relación que se ha establecido, de manera equivocada, entre el virus y determinados grupos de la población que han sido considerados de riesgo a lo largo de la historia de la epidemia: las trabajadoras del sexo, las poblaciones africanas, el colectivo gay o las personas en riesgo de exclusión social sufren sus propios estigmas, que están en la base de la discriminación relacionada con el VIH. Desde sus comienzos, el VIH estuvo muy asociado a estas prácticas o identidades que se salían de la norma. El VIH y el sida vistos como enfermedad, decadencia, muerte y horror no ha hecho más que enfatizar el estigma, y suman los significados atribuidos a las enfermedades serias e incurables a los de las estructuras que generan desigualdad social.

Las consecuencias para la prevención del VIH

El estigma relacionado con el VIH no solo afecta a las personas que han sido diagnosticadas, sino que también dificulta las labores de prevención. Ante el miedo de obtener un posible resultado positivo, el 54% de la población decide no hacerse la prueba del VIH, lo que puede favorecer que el diagnóstico se retrase. El temor al rechazo si el resultado es positivo también es un motivo importante por el que la gente decide no hacerse la prueba.

En el contexto actual, en el que se calcula que entre el 25% y el 30% de personas con VIH están sin diagnosticar, y teniendo en cuenta que por cada persona diagnosticada precozmente se evitan tres nuevas transmisiones del virus, estos datos de los efectos del estigma sobre la prevención son muy preocupantes.

3 pasos para reducir el estigma Estigma_VIG_Nayra_Santana_psicologa

¿Qué puedes hacer  para combatir el estigma? Te doy 3 ideas que pueden ayudarte:

  1. Busca información: muchas veces el miedo y las actitudes de rechazo derivan de una falta de información. Si actualizamos nuestros conocimientos y nos hacemos una idea ajustada a la realidad de lo que supone vivir con VIH, es probable que nuestros prejuicios pierdan fuerza.
  2. Empatiza: ninguna persona se merece tener una infección crónica, ni sufrir discriminación por este motivo. Piensa que cualquiera que tengamos una práctica de riesgo podemos infectarnos con el VIH. Si te ocurriera a ti, ¿cómo te gustaría que te trataran los demás?.
  3. Reflexiona: si en alguna ocasión te das cuenta de que están mostrando una actitud de rechazo (ya sea a través de un comentario o de una acción), párate y piensa. ¿Qué prejuicio está fomentando esta actitud? Si escuchas comentarios estigmatizantes por parte de personas cercanas a ti, házselo ver; pasar por alto estos comentarios no beneficia a nadie.

Es responsabilidad de TODOS seguir trabajando para combatir el estigma que sufren cientos de miles de personas que viven día a día con el VIH. El cambio empieza POR TI, ¿te atreves?

El rincón del colaborador del Mundo de Nayra

 

image007

Esta semana tengo el placer de presentarte a un gran profesional y mejor persona, Esteban Brook-Hart, psicólogo en la Asociación Valenciana de VIH, Sida y Hepatitis de Valencia (AVACOS-H). AVACOS-H es una ONG que cuenta con 24 años de experiencia en la asistencia a las personas afectadas por el VIH y en la prevención de nuevas transmisiones. Está situada en un adosado en la calle Gabriel y Galán, nº 24, y tiene un limonero precioso bajo el que te puedes tomar un café si algún día te pasas de visita. ¿Tienes dudas sobre el VIH o quieres pedir cita para la prueba? Llama a la asociación al 963342027 y te ayudaran en lo que necesites.

1 Diciembre: Día Mundial del SIDA-VIH

Un año más, es necesario que  exista un 1 de diciembre Día Internacional Lucha contra VIH que nos haga despertar a todos y tomemos conciencia de la realidad del VIH.¡Protégete del SIDA, NO de las personas!

La enfermedad VIH tiene dos aspectos, unos médicos y otros sociales. Los aspectos médicos los dejaré para los expertos, que yo no soy, aunque sí está claro que en los últimos años se han realizado grandes avances que han proporcionado una mayor esperanza y calidad de vida a las personas con VIH. Pero lo que a mí me sigue preocupando y en lo que no hemos avanzado tanto es en los aspectos sociales.

Un año más, es necesario que  exista un 1 de diciembre Día Internacional Lucha contra VIH que nos haga despertar a todos y tomemos conciencia de la realidad del VIH.

¿Qué son  los prejuicios?

Ante de nada, ¿que son los prejuicios? Según Ashmore (1970, p.253) el prejuicio es:

Una actitud negativa hacia un grupo definido socialmente y hacia cualquier persona percibida como miembro de ese grupo.

Según estudios psicosociales, los prejuicios proporcionaban a nuestros ancestros ciertos beneficios adaptativos. ¿Eso que significa? Que los prejuicios les protegían de ciertas amenazas sociales como:

  • Amenaza contra la salud por contagio de alguna enfermedad.
  • Amenaza por integridad física.
  • Amenaza por los recursos.

En ningún caso estos estudios indican que los prejuicios sea producto de nuestra evolución pero si es probable que hayamos desarrollado un sensibilidad ante las potenciales amenazas de otros grupos.

Los prejuicios del VIH

Además de lo terriblemente complicado que es para una persona tener que gestionar y aceptar una enfermedad, las personas que tienen VIH tienen que lidiar con los prejuicios que todavía hoy en día existen alrededor de ella.

Es muy probable que gran parte de esos prejuicios tengan sus orígenes cuando se “presentó” al mundo la enfermedad y se etiquetó como una Atomo_Prejuicio_NayraSantanaenfermedad bien relacionados con la homosexualidad o después con la heroína o prostitución.

Hoy en día ya conocemos todos sobradamente que eso NO es así. El VIH se transmite en cualquier tipo de relación sexual. Pero aún así los prejuicios persisten.

¿Tenemos los españoles prejuicios relacionados con el VIH? Pues sí, tenemos prejuicios. Según el estudio de Fuster et. al, (2010):

  • Más de la mitad de los participantes al estudio reconocieron que se sentirían incómod@s si su hijo tuviera VIH.
  • El 40% cambiaría a su hijo de colegio.
  • En el ámbito laboral, el 31% se sentiría incómodo si tuviera un compañero con VIH.
  • El 40% se sentiría incómod@ si el empleado de la tienda donde compra habitualmente tuviera VIH. Más de la mitad se iría a comprar a otra tienda.

A pesar de que los avances médicos han permitido conocer con exactitud cuáles son las distintas formas de contagio, a pesar de que se siguen haciendo campañas de sensibilización y de formación, todavía siguen existiendo “desinformación”. Pero yo me pregunto, ¿es desinformación o son prejuicios?

El estigma del VIH

Por un instante  trata de ponerte en la piel de una persona con una enfermedad, no pienses ahora en VIH. Imagínate por unos instantes que por tener esa enfermedad a demás tienes que hacer frente a algunas de estas situaciones:

  • Te excluyen o te hacen el vacío en una fiesta, boda o acto social.
  • Escuchas cotilleos o comentarios desagradables por los pasillos de tu empresa.
  • Te insultan, amenazan o acosan.

¿Cómo crees que te sentirías? Rechazad@, ¿verdad?

¿Cómo te gusta sentirte tratado cuando estás simplemente enferm@ de una gripe? Te gusta el apoyo, cuidado y comprensión de los demás? Seguro que sí, es lógico.  Pues las personas con VIH también quieren y necesitan el apoyo, cuidado y comprensión tuyo, mío y de los demás.

¿ Te atreves a dar el primer paso y  romper con los prejuicios del VIH ? Recuerda protégete del VIH pero NO de las personas.

Te_atreves_dar_paso_23_11_2015