Entradas

Tus derechos asertivos 5 y 6

Lo prometido es deuda aquí sigo con tus derechos asertivos. ¿Qué no sabes que son? No hay problema, para todo hay una primera vez y esto lo resuelve un simple CLICK aquí. Ahora ya sabes que tienes muchos derechos pero te falta conocer el detalle de los mismos. Para que pudieras asimilarlos despacito y reflexionar sobre cada uno de ellos sin atragantarte :)) te hago entrega semanal como por fascículos.

derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santana

Si es la primera vez que has aterrizado en El Mundo de Nayra, te doy la bienvenida y te facilito los enlaces a los primeros derechos asertivos  al final del artículo. ¡No te los pierdas!.

Ojo los elegí de forma aleatoria así es que no son los primeros porque sean más importantes, todos cumplen una función en tu vida.

En la semana 3 te voy a presentar tus derechos asertivos número 5 y 6 que corresponde con:

  • “Tienes derechos a no saber lo que quieres”.
  • “Tienes derecho a tomarte tu tiempo para tomar decisiones”.

Igual tú te has encontrado en alguna ocasión donde te has exigido o te has sentido mal ante estas situaciones, ¿te suena?.

Acompañame, resolveremos juntos algunos aspectos que quizás puedan ayudarte en un futuro. No pierdes nada, solo invierte unos minutos de tu tiempo. ¡Merece la pena, créeme!.

Tu derecho asertivo nº 5: “Tienes derecho a no saber lo que quieres”.

derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santana

 

Cuando llegaste al mundo no sabías de casi nada. Eras un ser humano dependiente de tus padres o del mundo de los adultos. Ellos y la sociedad donde naciste te pusieron un marco de referencia para crecer. Durante muchos años de tu vida has tenido que invertir cientos de horas en aprender, aprender, y aprender. Has aprendido a caminar, a leer, a relacionarte con el mundo, a expresar tus emociones, adquirir nuevo conocimiento sobre historia, geografía, mates, física, tecnología, comida, otras culturas … has adquirido muuuuucho conocimiento.

 

 

Es verdad que mucho de ese conocimiento que has ido adquiriendo en tu camino te ha ido ayudando a tomar decisiones, más o menos acertadas, eso no importa ahora, pero has ido avanzando. Se presupone que los años de vida son “galones”, son más años de experiencia que te proporcionan conocimiento nuevo que no está escrito en los libros del cole o de la uni. Como diría mi madre, lo aprendes en la “universidad de la vida”. Todas esas nuevas situaciones te proporcionan un mayor conocimiento, no solo de la vida, sino también de ti mismo. Y te ayudan a construir tu camino.

Y aunque seguro que con los años de vida que tienes, cuentas con un bagaje que te facilita el camino en muchas ocasiones. ¿Dónde está escrito que tienes que saber reaccionar, responder, conocer lo que quieres, deseas en todo y cada momento?.

Tu puedes tener planeada tu vida pero seguro que ya te habrás dado cuenta que de lo que planeas a lo que en ocasiones es, hay un trecho. Y ese trecho es un gran desconocido. Es una nueva lección que hay que aprender. Muchas veces tirarás de tu mochila de herramientas de afrontamiento y podrás resolverlo sin mayor problemas. Y en otras la situación es tan desconocida, desbordante, confusa que tiras a buscar respuestas y sencillamente no las encuentras … ¡¡bienvenido al mundo de los mortales!!.

Hace no mucho me decía una persona en consulta “Es que tengo que saber lo que quiero, es mi vida, como no voy a saberlo”. Ella sufría por no saber lo que quería. Pensaba que era irresponsable e inmadura.

Cada día de tu vida es una aventura. En ocasiones una aventura que se repite como puede ser tu rutina. Pero en otros muchos momentos, los busques o no, la vida es una aventura a lo desconocido, se puede tornar en un gran interrogante.

En tu camino habrán muchos momentos de incertidumbre. Acepta la incertidumbre como parte de la vida y permítete no saber lo que quieres, sin juicios. No te etiquetes, ni descalifiques. No te exijas tener que saberlo todo sobre ti y tu vida …

… date un margen. Y aquí es donde enlazo con tu derecho asertivo número 6.

Tu derecho asertivo nº 6: “Tienes derecho a tener tiempo para tomar tus decisiones”.derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santana

En el derecho asertivo nº 5 te contaba que tienes derecho a no saber lo que quieres. Y ahora, una vez que decides permitirte no saber lo que quieres. ¿Qué hacemos?,¿Tengo que tomar una decisión ya?,¿Es imprescindible?.

Pues aquí entra en juego tu derecho asertivo nº6 , tener tiempo para tomar tus decisiones. 

En la vida se plantean muchos tipos de problemas y es verdad que en ocasiones no dispones de todos el tiempo del mundo para reaccionar. Hay decisiones de la vida que exigen mucha rapidez. Si un familiar tiene una enfermedad grave y el médico te pide tomar una decisión en su nombre, es muy probable que no puedas aplicar tu derecho asertivo porque las circunstancias, o mejor dicho la salud de tu familiar está por encima de tu derecho asertivo.

Pero por suerte, estas circunstancias extremas son las menos en la vida. Un porcentaje importante de decisiones que tienes que ir abordando pueden ajustarse a este derecho asertivo de tomarte tu tiempo. La vida plantea retos o dificultades y no siempre cuentas ni con la experiencia, información,  herramientas para afrontarlo de una manera más o menos adecuada. Así es que necesitas de tiempo para saber cuáles son o no son los pasos que tienes que dar para afrontarlo.

Como en el derecho asertivo nº 5, se generoso contigo mismo, y permítete un tiempo para tomar tus decisiones. No siempre tienes que contar con la claridad de ideas o la energía adecuada para gestionarlo todo como a ti te gustaría y en el momento que a ti te gustaría. ¡Bienvenido al mundo de los mortales!.

Pero ojo, una cosa es que te tomes tu tiempo para tomar decisiones, y otro es que no logres nunca tomar decisiones porque no te aparece la solución “perfecta”. Si te sientes identificado con este aspecto, te recomiendo que leas el artículo siguiente que publiqué en el Rincón del Colaborador del Mundo de Nayra, Esteban un colega estupendo, te da unas pautas maravillosas para facilitarte la toma de decisiones. Haz click AQUÍ

 

tomar-decisiones-propositos-2017

 

Si te has perdido tus primeros derechos asertivos, aquí tienes los enlaces de la semana 1 y 2 te presenté:

Tu derecho asertivo nº 1:  “Tienes derecho a cometer errores”.

Tu derecho asertivo nº2: “Tienes derecho a hacer menos de lo que puedes hacer”.

Tu derecho asertivo nº 3: “Tienes derecho a no sentirte responsable de los problemas de los demás”.

Tu derecho asertivo nº 4:“Tienes derecho a no seguir los consejos  de los demás”.

Espero que el descubrimiento de alguno de los derechos asertivos que te presento todas las semanas, te ayude en tu día a día. ¿Hay alguno que no supieras que existía?¿O que si sabías que existía pero que te resulte más difícil ejercer?.

¡Feliz día!

Nayra

Tus derechos asertivos 3 y 4

derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santanaYa sabes que haces un par de semanas compartí contigo un artículo donde te informé que tú, si tú tienes una serie de derechos asertivos, 20 nada más y nada menos. ¿No has tenido la oportunidad de echarle un vistazo? Eso lo soluciono rápido, haz CLICK aquí.

La semana 1, es decir, la semana pasada te presenté:

Tu derecho asertivo nº 1:  “Tienes derecho a cometer errores”.

Tu derecho asertivo nº2: “Tienes derecho a hacer menos de lo que puedes hacer”.

Y ahora esta la semana 2 te presento:

Tu derecho asertivo nº 3: “Tienes derecho a no sentirte responsable de los problemas de los demás”.

Tu derecho asertivo nº 4:“Tienes derecho a no seguir los consejos  de los demás”.

¿Qué te parece si me acompañas y averiguas de que va todo esto? ¡Sígueme un poquito más!

 

Tu derecho asertivo nº 3: “Tienes derecho a no sentirte responsable de los problemas de los demás”.

Es muy probable que en tu vida existan muchas personas que son importantes para ti y que lo derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santanaque ocurra en sus vidas te preocupe. Es lógico, deseas que las vidas de las personas que quieres estén libres de sufrimiento. Y aunque entiendo perfectamente tu deseo, tú sabes igual de bien que yo, que solo puede ser un deseo. La vida de todos, la tuya y la mía, incluye raciones  de sufrimiento que se traducen en dificultades cotidianas de menor importancia hasta problemas vitales de gran envergadura… sí, eso también es la vida.

Hay dificultades que se presentan sin más, tu pareja, familiar, amigo o hijo no se lo merece pero no es cuestión de merecerlo o no, sencillamente es la vida en toda su plenitud. ¿Y qué puedes hacer tú para poder evitarlo? En muchas ocasiones absolutamente nada. Tu contribución o aportación en sus vidas se limita a escuchar, a comprender, a empatizar, a acompañar en esos difíciles momentos pero “nada más”. Y lo pongo entre comillas por cada una de las acciones que he mencionado son grandes y muy valiosas.

Si la vida le ha propinado un revés a tu ser querido, es tu ser querido quien con tu ayuda y acompañamiento, tiene que salir adelante, no eres tú quien tienes que vivir la vida de la otra persona y responsabilizarte del problema, de cómo se siente, de lo que hace y de lo que no hace. No está en tu área de acción.

¿Y qué ocurrirá si  conviertes su problema en tu problema y no dejas que cada uno asuma su rol?

  • Tu ser querido se puede acomodar en exceso, esperando siempre que otras personas se responsabilicen de sus problemas.
  • Tu ser querido no aprende a asumir sus responsabilidades lo cual le puede llevar a la falsa creencia que “no soy capaz de…”, “necesito ayuda para todo…”, “no puedo vivir solo…”.
  • Tú vivirás con el peso de asumir tu vida y la vida de otra persona lo cual es muy angustioso.
  • Si tú no logras resolver todos los problemas, lo cual es muy probable, puede que te sientas culpable.
  • Tu ser querido puede que se vuelva exigente cuando tú no cumples sus expectativas de resolución del problema.

Tus lazos de parentesco no te obligan a tener que responsabilizarte de la vida de los demás. Todo tiene límites. Eso no significa que a partir de ahora te desentiendas de las personas que quieres pero tienes que encontrar un punto de equilibrio. No eres mejor pareja, hijo, amigo, primo o compañero de trabajo porque asumas problemas que no te corresponden.

Click Para Twittear

Tu derecho asertivo nº 4: “Tienes derecho a no seguir  los consejos de los demás”.

Seguro que en alguna ocasión, en más de una, te has encontrado con los consejos de pareja, familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos. ¿Te suena?

La vida presenta muchas dificultades y no siempre tienes que saber que quieres, qué decisión tomar. Necesitas apoyarte en las personas que te quieren bien.  ¡Claro que si! Es muy saludable y conveniente refugiarte en tus más allegados. Pero en estos casos pueden ocurrir dos cosas:

  1. Has pedido consejo a tu ser querido: quieres tener otros puntos de vista que te derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santanafaciliten desbloquear tu cabeza. Preguntas a tu pareja, amigo o padre, “Tú qué harías ¿te cambiarías de trabajo o no?”. Quizás el punto de vista de otros te ayude o te provoque más lío todavía, es un riesgo que tienes que asumir, pero lo que es seguro es que no tienes que seguirlo a pies juntillas.

En ocasiones por temor a la reacción de la otra persona accedes a sus consejos aunque estos no te convencen absolutamente para nada. En tal caso no estás siendo asertivo ya que no estás respetando lo que tú piensas, sientas o deseas. Para y piensa un instante, ¿eso te hace sentir bien contigo mismo? Me temo que conozco la respuesta ….NO.

  1. No has pedido consejo a tu ser querido: este escenario es peor todavía que el anterior. No te interesa lo que los demás piensen pero aún así te aconsejan (con la mejor de las intenciones). ¿Quién no ha dado en alguna ocasión un consejo gratuito que nadie nos estaba pidiendo? Quien te lo da cree que te está haciendo un favor y no se percata que tú no quieres ese tipo de favores. Así es que te encuentras en la situación “incomoda” de ver como no aceptas su consejo y al mismo tiempo no herir los sentimientos de tu ser querido.

Aquí es donde entraría en juego tu asertividad. Tienes todo el derecho del mundo a no aceptar los consejos y no sentirte mal por ello pero al mismo tiempo a comunicarlo de forma asertiva.

¿Cómo lo puedes poner en práctica?

Vamos a ver cómo podrías responder a tu ser querido sin herir sus sentimientos pero al mismo tiempo diciéndole de forma clara, honesta y directa que no vas a seguir sus consejos o que no necesitas consejos en eso momento.

Caso 1. Has pedido consejo a tu ser querido porque no sabes si aceptar la nueva oferta de trabajo o quedar donde trabajas ahora.

No terminas de verlo claro, quedarte o irte del trabajo tiene ventajas y desventajas y no logras que la balanza se decante por ningún lado en concreto. Así es que acudes a tu hermano mayor con el que has confiado siempre. Él, con la mejor de sus intenciones, te dice que no cambies que mejor te quedes dónde estás. Tú recoges la información pero después de darle unas cuantas vueltas tomas la decisión de hacer el cambio. Pero te preocupa lo que tu hermano piense.

 Tú: “Rafa he decidido cambiar de trabajo”.

Rafa:”Pues vale pero entonces para que me preguntas si al final vas hacer lo que quieres. La próxima vez no me marees”.

Tú: “Rafa, agradezco tu apoyo y opinión. Pero he decidido  que quiero cambiar de trabajo”.

Agradeces de forma amable el tiempo e interés prestado por tu ser querido pero le informas de forma clara y directa que vas hacer con tu vida. No lo olvides, es tu vida no la suya. Tú solo buscas una opinión, no delegabas la solución del problema en nadie.  Tú no puedes evitar que la otra persona se sienta molesta. Eso es una interpretación de Rafa que no es tu responsabilidad.

Caso 2. Nos has pedido consejo a tu ser querido pero te lo ofrecen de forma gratuita. 

Todavía no has tomado tú decisión de cambio o no de trabajo, te estás tomando tu tiempo. No has pedido consejo a tu familia, es algo que quieres decidir por ti mismo. Pero tu situación se convierte en el centro de la conversación de la comida del domingo. Todo el mundo opina y te aconsejan que debes hacer y eso te incomoda cada vez más.

Tú: “Gracias por vuestra preocupación pero me gustaría tomarme mi tiempo para decidir yo solo si cambiar o no de trabajo. Si necesitara alguna cosa ya sé que puedo contar con vosotros”. 

Si los consejos te los está proporcionando personas que te quieren bien, puedes presuponer que sus deseos son bienintencionados así es que empatizar con ellos y agradecer con un simple gracias ayuda a conectar con la otra persona pero luego no olvides ser claro en lo que esperas o deseas y así reducir la probabilidad que esa situación se vuelva a repetir.

Ya te lo comenté en la presentación de los derechos asertivos nº 1 y nº 2, tu puedes ser asertivo y esto facilitará tu comunicación con los demás pero NO es garantía que la otra persona te vaya a responder de forma asertiva. Quizás ella o él se sientan igualmente ofendidos pero ese no es tu responsabilidad.

Que tú seas asertivo NO es garantía que los demás te respondan de forma asertiva. Click Para Twittear

Pero lo más importante es que tú has respetado:

  • A ti: tus pensamientos, emociones y deseos.
  • Al otro: porque te has comunicado de una forma honesta, clara y directa.

El cumplimiento de estas dos premisas siempre harán que te sientas bien contigo mismo y facilite tus relaciones con el entorno pero no podrás evitar que los demás lo interpreten de una manera diferente a como tu deseabas. ¡Cómo piensen los demás no es tu responsabilidad! 🙂

¿Te atreves a poner en práctica tus derechos asertivos 3 y 4? Espero que al menos reflexiones si alguno de ellos te representa alguna dificultad, e incluso en que casos si lo ejerces y en que situaciones o con qué personas te resulta más complicado llevarlo a cabo. Para cambiar algo primero tienes que hacerte consciente de todo ello, y eso ya es un grandísimo trabajo.

¡Feliz día!

Nayra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tus derechos asertivos: nº 1 y 2

En el artículo de la semana anterior te contaba que eran las habilidades sociales. Y entre una de las habilidades, te mencione la asertividad, ¿lo recuerdas? Pero quizás te estés preguntando, ¿cómo puedes ser asertivo? Para que puedas defender tus derechos y expresarte sin derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santanadañar a los demás tienes que conocer primero cuáles son tus derechos asertivos.

Como ya te había anticipado, en los 10 artículos próximos te iré presentando tus 20 derechos asertivosCada lunes compartiré contigo 2 derechos asertivos. Y en muchos de los casos además de explicártelos, te proporcionaré la herramienta que te puede servir para aprender o mejorar ese derecho asertivo en concreto, no olvides que se aprenden.

¿Qué son los derechos asertivos?

Todo ser humano, tú también, tiene derecho a ser quien eres y expresarte de forma respetuosa con los demás pero también a tenerse en cuenta y respetarte tú como persona.En consulta me comentan muchas veces “Nayra me gustaría saber decir NO”. Y lo que en ocasiones esta persona no sabe es que lo que quiere ejercer es uno de sus muchos derechos asertivos.

Antes de presentarte dos de tus derechos asertivos tengo que comentarte unas pequeñas particularidades de los mismos:

  • Que dispongas de  derechos asertivos no significa que estés en la obligación de ejercerlo en el 100% de tus relaciones sociales. Ni tienes la obligación, ni en muchos casos te puede apetecer ejercerlos o incluso en algunas situaciones te sea más complicado ponerlos en práctica. Eso no es indicador de nada … ¡bienvenido al mundo de los mortales!.Eso te hace muy muy humano. Te pongo un ejemplo para que nos entendamos. Quizás no tengas problemas para ser asertivo en tu ámbito de trabajo y decir no a tus compañeros cuando así tú estimes oportuno y en cambio te cueste mucho o incluso no lo pongas en práctica con tu pareja.
  • Que dispongas de derechos asertivos no significa que los demás vayan a aceptar lo que tu digas o desees pero si es una elemento que facilitará tus relaciones. No olvides que te comunicas con otras personas que tienen los mismos derechos que tú. Así es que tú tienes derecho a pedir algo a tu pareja pero tu pareja tiene el derecho de decir que no. Aquí está la magia y la dificultad de los derechos asertivos, tienen que convivir todos juntos sin que eso levante ampollas. De ahí la importancia de comunicarlo de una manera adecuada.

Derecho asertivo nº1:”Tienes derecho a cometer errores”

Es verdad que si vas a la definición estricta de la R.A.E y buscas que significa error, te muestra que es algo que está hecho de forma desacertada, equivocada o erradamente. Y claro ante eso, tu cerebro como el mio ha aprendido que “eso no esta bien”. Y lo que no está bien suele generar malestar …igual algo de incomodidad en el mejor de los casos, otras algo de bajón, frustración, decepción, irritabilidad  y un largo etc de emociones desagradables que se apuntan cuando tú cometes un error.

Has aprendido que “cometer errores es malo”. Y lo malo hay que evitarlo. Así es que es probable que entres en una rueda de búsqueda de perfección inalcanzable que te aporte más y más frustración, ya que la perfección no llega nunca. ¿No te habías dado cuenta?.

Con ello no quiero hacer una apología del error e invitarte a cometer errores de forma deliberada ya que dependiendo del error puede tener consecuencias negativas para ti o para otros. Pero si quiero reflexionar contigo sobre la importancia que tiene el error en tu vida como en la mía.derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santana

Los errores tienen la maravillosa capacidad de enseñar … de que aprendas que no debes seguir haciendo, que camino no debes tomar, que cosas nuevas debes seguir probando, que otras alternativas existen. Los errores te invitan a parar, a reflexionar y quizás a hacer las cosas de mejor modo. O quizás no. ¿Cuantas veces has repetido un error una y otra vez? Si, en ocasiones somos algo duros de mollera 🙂 pero es parte de nuestra condición humana y es muy recomendable además de muy sano emocionalmente aceptar nuestra capacidad de cometer errores. Tus errores no te definen como persona, solo son errores. Grandes o pequeños pero errores y tú eres mucho más que todo eso. ¡No lo olvides!.

Así es como ser humano que eres tienes derecho a cometer error aunque también tienes la responsabilidad de asumirlos si estos tienen consecuencias hacia otros.  Tuya es la decisión si quieres aprender de ellos o sencillamente dejarlos atrás pero  no te mortifiques una y otra vez con lo que has hecho mal, de lo contrario llamarás a la querida culpa a tu puerta. Y la culpa no es nada recomendable para enmendar errores, solo te lleva a girar y girar en círculo.

Así es que ante el próximo error:

  1. Toma conciencia., date cuenta de lo que ha ocurrido, no mires de reojo sin más.
  2. Acepta que ha ocurrido, no puedes cambiar lo que ya ha ocurrido, es pasado.
  3. Enmienda si es posible ( no siempre lo es).
  4.  Pide perdón si lo crees conveniente. Es una decisión muy personal y dependerá de muchas circunstancias.
  5. Aprende de lo ocurrido. Trata de sacar algún elemento que te ayude a hacerlo de una manera diferente la siguiente vez.
  6. Suéltalo y avanza. Deja de rumiar sobre lo que ha pasado eso solo aporta malestar emocional en tu vida.

Hasta el siguiente error que vuelva a presentarse .. siempre hay un siguiente.

Los errores son parte de tu condición humana. Acéptalos como parte de tu aprendizaje en la vida. Click Para Twittear

 

Derecho asertivo nº2: “Tienes derecho hacer menos de lo que eres capaz de hacer”

Tienes una gran capacidad para hacer cosas. Para muestra un botón … tu propia vida. Si te paras a pensar todas las cosas que has hecho a lo largo de tu vida comprobarás la capacidad que tienes para afrontar situaciones, solucionar problemas, abordar nuevos proyectos, plantearte nuevas metas. Mucho de todos esos aspectos pueden ser fuente de satisfacción en la vida ya que es una manera de ponerte a prueba y comprobar tus habilidades, destrezas, capacidades. Así es que te esfuerces por todo ello es maravilloso pero entonces ¿donde está el “pero”? (estarás pensando …llego, llego ya mismo con el “pero”.

Que te esfuerces por crecer y mejorar en tu vida es incuestionable pero ¿hasta donde eres capaz de llegar por lograrlo? Que tengas capacidad de hacer algo no te obliga a:derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santana

  1. Que te hayas comprometido con un proyecto no te obliga que cada día que trabajes en ese proyecto tengas que dar siempre el 100%.
  2. Que tengas capacidad para ayudar a alguien porque dispones de ciertos conocimientos no te obliga a que tengas que estar entregado al 100% y dar siempre lo mejor de ti mismo.
  3. Que seas bueno en algo no te obliga a que siempre tengas que dar lo mejor de ti mismo.

Es muy saludable que quieras superarte como persona pero también es muy saludable saber y ejercer el derecho de hacer menos de lo que eres humanamente capaz de hacer por la razón que sea, sin justificaciones, porque no te apetece, porque estás cansando, porque tienes otras necesidades, porque has cambiado de opinión.

Sigues siendo una persona muy valiosa aunque no respondas siempre a las expectativas más altas altas.

Mi objetivo con la presentación y desarrollo de los derechos asertivos es que tú puedas reflexionar y comprobar cuáles de todos ellos forman parte de tu repertorio, y felicitarte por ello, cuáles son los que quizás apliques en una situación u otra y te pongan en alguna situación incomoda, o cuáles de todos los derechos asertivos no sabías ni que existían y que quizás puedas empezar a tenerlos en cuenta. Recuerda que el ejercicio de tus derechos asertivos es una forma de respetarte a ti mismo. Es un buen motivo para intentarlo, ¿te atreves?.

¡Feliz día!

Nayra

 

 

 

 

La asertividad es una habilidad social

Somos seres sociales, vivimos en sociedad. Casi todos los días de tu vida tienes que relacionartederechos-asertivos-habilidades-sociales-psicologa-benimaclet-nayra-santana con alguien,un  vecino, un familiar, el panadero de todas las mañanas, el conductor del autobús que te lleva al trabajo, el dependiente del supermercado, aunque está claro que también puedes aislarte pero eso lo podrás hacer puntualmente. Más tarde o temprano tendrás que salir de la cueva y relacionarte con el mundo :).

Las relaciones que mantengas con las personas que conformen tu mundo son una fuente de gratificación y alegría, siempre y cuando logres tener relaciones saludables. Para ello es importante tener ciertas habilidades sociales.

¿Qué son las habilidades sociales?

Son un conjunto de conductas que te facilitan poder relacionarte con tu entorno de manera satisfactoria.

Esta definición quieres decir que eres socialmente habilidoso si eres capaz de expresar lo que piensas, lo que sientes, lo que deseas  de una forma adecuada y proporcionada a la situación de manera que te respetes a ti mismo pero al mismo tiempo estés respetando a tu entorno. Por tanto son conductas, verbales o no verbales, que te ayudarán a relacionarte de forma más exitosa con tu mundo.

Pero no te olvides, como siempre te he comentado, casi todo el repertorio de conductas que llevas a cabo en tu vida lo has aprendido consciente o inconscientemente en algún momento de tu vida.

Así que recuerda esto y no lo olvides nunca. Si crees que no eres una persona con habilidades sociales, no pasa nada. Las habilidades sociales NO son innatas … se APRENDEN. Palabra mágica donde las haya :).

Las #HabilidadesSociales NO son innatas se APRENDEN. ¿Te animas? #ElMundoDeNayra Click Para Twittear

 ¿Por qué no soy una persona con habilidades sociales?

La respuesta a esta pregunta está relacionado con el final de la anterior. Si te he comentado que las habilidades sociales se aprenden y tú crees que no tienes habilidades sociales, es muy probable que no hayas aprendido de forma adecuada esas habilidades hasta ese momento de tu vida o bien porque no has tenido la oportunidad de aprenderlo de nadie.

Te presento algunas de la razones que te pueden ayudar a entender porque quizás no tienes tantas habilidades social:

  1. Tus modelos de referencia: muchas de las cosas que has aprendido a lo largo de tu vida lo has hecho observando de forma directa o indirecta a las personas que tienes a tu alrededor. Durante mucho tiempo tus padres y o el resto de tu familia más cercana ha sido tu modelo a seguir. Y a medida que te has ido haciendo mayor tus profes del cole, tus amigos, tus compañeros de trabajo etc. te han ido proporcionando nuevos y diferentes oportunidades donde aprender de forma adecuado o no las habilidades sociales.
  2. Tener malas experiencias: tener malas experiencias te pueden llevar a interpretar que tal o cual conducta es mejor no hacerla porque en el pasado no te trajo ningún beneficio. Si cuando ibas al instituto tus compañeros se reían de ti cada vez que tratabas de relacionarte con ellos, y eso te genera un alto nivel de ansiedad y tristeza, quizás hayas aprendido que relacionarte con las personas es peligroso y desagradable, y por tanto, ahora como adulto te muestres más reservado y distante en tus relaciones personales. ¡Ojo no generalizo, no siempre tiene que ser ese el resultado. Solo pongo un ejemplo para que puedas comprenderlo mejor.
  3. Sistemas de creencias: quizás dentro de la escala de valores para tí sea muy importante quedar bien con los demás o anteponer sus necesidades a las tuyas. Esto también es muy probable que lo hayas aprendido de tus modelos de referencia, generalmente la familia.
  4. Los complejos: tener algún complejo con el que has sufrido de pequeño o adolescente puede llevarte a que concibas las relaciones con las personas como peligrosas.

¿Existe algún motivo en tu caso? Reflexiona sobre ello.

Te dejo un vídeo de la psicóloga Patricia Ramirez que te lo explica muy bien. ¡Espero que te guste!.

 

Tipos de habilidades sociales

Existen muchos tipos de habilidades sociales pero te presento un ramillete:

  • La empatía: es la capacidad que tienes para poder detectar, y comprender las emociones y sentimientos en los demás.
  • Escucha activa: capacidad para escuchar de forma clara, presente y sin juzgar cuando los demás se comunican contigo.
  • Inteligencia emocional: este concepto es muy amplio y es difícil resumir en unas escuetas líneas. Así es que te remito a un artículo que escribí hace mucho tiempo que es inteligencia-emocional-psicologa-benimaclet-nayra-santana
    muy probable que lo aclare. Haz click AQUÍ.
  • Capacidad de regular las emociones: el autoconocimiento emocional es la base para luego aprender a regular y gestionar las propias emociones.
  • Capacidad para evaluar y tomar decisiones: identificar las propias necesidades así como saber cuando y como llevarla a cabo.
  • La asertividad: es la última pero no la menos importante. Como en los siguientes artículos voy a hablarte de forma amplia sobre la asertividad y los derechos asertivos, en estos momentos te proporciono una definición escueta y ya me explayaré más o mejor en las siguientes entregas.

¿Qué es la asertividad?

Es la habilidad para poder expresar de forma clara, directa y honesta lo que tú piensas, sientas y haces respetandote a ti pero también a los demás.

Ya te lo decía en el artículo anterior, pero me gusta recalcarlo una vez más …la asertividad derechos-asertivos-psicologa-benimaclet-nayra-santanacomo el resto de las habilidades sociales SE APRENDEN. No naces con ellas. Así es que si crees que no eres suficientemente habilidoso socialmente y esto interfiere en tu vida o te proporciona malestar emocional, no te resignes a convivir con ello y pensar que “yo soy así”Busca un profesional de la psicología. Te enseñará las estrategias adecuadas y entrenará contigo para que puedas ser más habilidoso socialmente. No te resignes a sobrevivir socialmente, es posible poder disfrutar de unas relaciones sociales más satisfactorias.

Una vez hecho este paréntesis, te estarás preguntando ..Nayra ¿cómo puedes ser asertivo? Para que puedas defender tus derechos y expresarte sin dañar a los demás tienes que conocer primero cuáles son tus derechos asertivos.

En los próximos 10 artículos te presentaré tus 20 derechos asertivosCada lunes compartiré contigo 2 derechos asertivos. Y en muchos de los casos además de explicártelos, te proporcionaré la herramienta que te puede servir para aprender o mejorar ese derecho asertivo en concreto, no olvides que se aprenden.

En las más próximas entregas te esperan tus derechos asertivos por fasciculos :).

¡Feliz día!

Nayra

Sexualidad y pareja: propósitos para el 2016

El inicio de año, viene acompañado por lo general de buenas intenciones y motivación para realizar cambios o mejoras. La vida sexual y de pareja, no se escapa de esto.

¿Cuál es tu lista de propósitos para este año nuevo?

¿Ser más atrevido/a en la intimidad?, ¿Tener una pareja nueva? o ¿Mejorar la relación con la actual? Todo es posible logarlo y para ello, conviene tener en cuenta a su vez, otras aspectos para el disfrute integral de la sexualidad. A continuación, comento áreas claves para reforzar y lograr cumplir todo lo planeado para este 2016:

  • Tener información actualizada y veraz. Los mitos y la desinformación, son francos saboteadores del ejercicio de una sexualidad saludable y placentera. Si el propósito es disfrutar más de la intimidad, bien sea en solitario o con la pareja, la educación en sexualidad generará mayor disposición al disfrute del propio cuerpo y del otro, ayudará a tomar la iniciativa en la intimidad sin temor a ser juzgado/a,  a ampliar o  modificar un repertorio erótico que puede estar estancado y entre otras cosas, a concienciar que la responsabilidad del orgasmo es personal.

              Liberarse de  ideas equivocadas, culpas y temores sobre prácticas sexuales, permitirá experimentar plenamente los encuentros íntimos.

  • Seguimiento a la salud sexual: El bienestar corporal es clave. Las visitas  médicas a especialistas en ginecología, urología,  sexología u otra área según sea el caso, ayudarán a tener la realidad actual de la salud y permitirá actuar a tiempo en caso de ser necesario. Si este año, la meta es reproductiva, es conveniente planificar tu(s) hijos(s) con tu pareja y con el apoyo de parte de tu especialista. Estar tranquila/o con la salud sexual, permitirá placer sin preocupaciones.
  • Conocer el cuerpo. Concienciar zonas son sensibles o potencialmente erógenas y estar abierta/o a experimentar mas sensaciones es Sexualidad_Pareja_NayraSantanafundamental para sentir más placer. La autoexploración, es técnica infalible para variar el guión erótico contigo/a mismo/a y además, sirve  para guiar a tu pareja en el mapa de tu cuerpo.
  • Abrir espacio a la fantasía. Otra formas de darle paso libre al disfrute, es brindar espacio a los pensamientos eróticos y a la elaboración de historias que motivan el deseo sexual. La literatura o películas con contenidos sexuales y eróticos explícitos pueden animar a recrear escenas en la propia intimidad. (Teniendo claro que en la fantasía todo sale a la perfección y que la realidad puede tener algunas variantes. ¡Es una aventura!)
  • Dedicarse tiempo. A explorar el cuerpo, a disfrutar del ocio para mimarse, tiempo para seducir a otros, para compartir con tu pareja, en fin… y a NO dar tiempo a personas que no están en sintonía con las propias necesidades.
  • Mejorar la comunicación. Esta es otra clave para el disfrute y a pesar que puede sonar como un recurso gastado o repetido, ser asertivo/a al momento de expresar las necesidades afectivas y sexuales, contribuirá al placer individual y en pareja. En la medida que se expresen los gustos y puedan compartirse con alguien sin presión y libre de juicios, el placer se instalará poco a poco en la relación de pareja.

   Este año puedes lograr tus propósitos y disfrutar (aun más) de la sexualidad saludable, responsable y divertida.

Este comienzo de año 2016 tengo el placer de contar en el Rincón del colaborador con el Mundo de Nayra  con Michela Guarente. UnaFoto_Michela_guarante mujer dinámica y emprendedora, de risa fácil y contagiosa. Es pedagoga, sexóloga y locutora, con experiencia en el abordaje socio educativo con mujeres, adolescentes y jóvenes en situación de riesgo, bajo la perspectiva de género y derechos humanos. Coach en la promoción de la salud sexual

¿Quieres saber más de ella? Seguro que sí, te animo a que la visites en  su Facebook y twitter @michelaguarente.