¿Qué haces cuando tienes ira?

Como bien te indiqué la semana pasada, sigo profundizando un poquito más en la emoción de la ira o quizás tu la ira-enfado-conductas-psicologa-benimaclet-nayra-santanareconozcas por el nombre del enfado, es lo mismo. Ya sabes por el proyecto Tus Emociones de la A a la Z que conocer y profundizar en el conocimiento de tu mundo emocional te ayudará a conocerte un poquito mejor y espero que con ello a reconocerlas mejor y por tanto a gestionarlas de una manera diferente . ¡¡Ojo!! Y digo de forma consciente … GESTIONAR que NO CONTROLAR.

Si esta es la primera ocasión que has caído en mi blog El Mundo de Nayra te doy la bienvenida. Si quieres seguir leyendo pero antes ponerte al día sobre la emoción de la ira o enfado para que puedas enlazar y completar mejor las ideas que a continuación te voy a exponer, no te muevas de ahí, aquí tienes los enlaces de los 3 post anteriores. Son fáciles de leer. Espero que te gusten pero sobre todo que te ayuden:

Mil gracias por tomarte tu tiempo.

¡¡Eeeh!!! Si eres lector habitual … a ti también bienvenido y además GRACIAS por seguir ahí. Tú eres la razón por la que todas las semanas hago lo indecible por escribir y ayudarte un poquito más. Gracias por tu fidelidad, si no lo he hecho antes lo hago ahora …¡¡¡ Mil, mil mil GRACIAS!!!

Y tú ¿que haces cuando sientes ira?

Antes de empezar con el repertorio de conductas diversas que el ser humano puede adoptar cuando está enfadado quiero que recuerdes, como bien te indicaba la semana pasada cuando repasaba contigo los síntomas físicos de la ira o enfado, el poderío de esta emoción. No tienes que olvidar que la emoción de la ira o enfado lo que hace es desencadenar un modo lucha … dispuesto a combatir. Así es que imagina la energía física real que empiezas acumular por cada poro de tu cuerpo.

Cuando te enfadas …

¡Cuando te enfadas mucho primero reaccionas y luego procesas! Click Para Twittear

 

Obviamente las conductas que a continuación voy a compartir contigo dependerán de muchas variables. En primer lugar de cada individuo y los mecanismo de control de impulsos que tenga.Todos tenemos la capacidad potencial de pegar a alguien si estamos muy muy enfadados pero eso no signifique que todo el mundo lo haga.

Y lo que parece también muy evidente, si la situación externa que provoca tu enfado no es muy elevado, pues muchos de las conductas que te voy a contar a continuación no las hagas, y en cambio estas vayan variando como consecuencia de que el enfado es más y más intenso.

¿Por qué te digo esto? Conocer de forma clara y precisa cual es tu forma de reaccionar cuando te siente irritado, enfadado o sumamente cabreado te puede ayudar a tomar conciencia que “estás fuera de control”.

Gran parte de todo lo que se sobre la emoción de la ira o enfado lo he aprendido de unos grandes psicólogos, Carmen Pastor y Juan Sevilla, directores del Máster de Psicología Clínica que hice en Cetecova en Valencia. Si por un casual, tú que me lees eres psicólogo y quieres profundar no solo en la emoción de la ira o enfado sino en el enfado patológico, Carmen y Juan tiene un excelente libro que te ayudará muy muy mucho “Domando el dragón”. ¡Te lo recomiendo!.

Cierro espacio publicitario ;)) y continúo con nuestras conductas de ira o enfado. A ver si alguna te suena:

  1. Tus conductas sufren cambios pero estos  son muy sutiles:
    •  Los silencios, ¿te suenan? Te has encontrado en alguna ocasión en que respondes de forma más “parca”, “si” o “no” como mucho o incluso pasas de intervenir en la conversación? Como diríamos en mi tierra …“te amulas un poco” (soy canaria, por si no lo sabes!).
    • Evitas mirar a los ojos a la otra persona o a tu entorno.
    • Tu rostro se vuelve algo más rígido o tenso. Sonreír sonreír no sonríes mucho.
    • Tu tono de voz no es tan dicharachero como habitualmente, ¿a que no?.
  2. Tus conductas verbales, lo que sale por esa boquita ;)), cambia de dos maneras, directa o indirectamente:
    • Tus palabras de enfado atacan de forma directa, el mensaje es claro y sin rodeos:
      • Humillas.
      • Insultas.
      • Descalificas.
      • Ridiculizas
      • Amenazas.
    • Tus palabras de enfado siguen atacando pero indirectamente:
      • Estas guerrer@, como dice una amiga “tengo ganas de enfadarme”.
      • Haces bromas que no vienen a cuento sabiendo que pueden sentar mal.
      • Tiras de ironía … ojito con la ironía es muy corrosiva y hace muuucho daño.
  3. Tus conductas físicas también se pueden clasificar de forma directa e indirecta:
    • Tu comportamiento  de enfado indirecto, lo que haces fisicamente para luchar:
      • Rompes objetos que tienes alrededor.
      • Subes el volumen de tu voz pero no solo lo subes … sino que gritas !!!.
      • Sales dando un portazo para que el otr@ se entere bien.
      • Aquello que estás haciendo lo ejecutas pero de forma tensa y muy brusquita.
      • Sacas el dedito “acusador” y señalas a la persona.
    • Tu comportamiento de enfado directo, lucha frontal y física puede ser:
      • Sujetas a la otra persona por el brazo u otra parte del cuerpo.
      • Te acercas demasiado a la otra persona. Invadir por completo su espacio vital.
      • Realizas algún tipo de gesto amenazador.
      • Propinas golpes a la otra persona.
      • Pellizcas, si, si un “simple” pellizco es una conducta física agresiva.
  4. Tus pensamientos rencorosos o con cierto grado de revancha, ¿te suena alguno?. Quizás no lo verbalizas en alto pero piensas en ese instante que estás enfadado ..“mañana no voy a la playa contigo, jod…”, “paso de hacer el trabajo contigo”, “la próxima semana te vas a enterar …”. 

Si alguna vez has sentido ira o enfado, alguna conducta de la lista has llevado a cabo con más o menos intensidad. Y todos en mayor o menor medida hemos perdido un poquito los papeles y hemos actuado de una manera poco adecuada.

Te invito a que veas este corto simpático pero NO hagas ninguna de las conductas violentas.

 

No pretendo hacerte sentir mal, todos somos humanos y nos podemos equivocar, tú y yo también ;)) pero es importante que conozcas bien cual es tu forma más o menos recurrente de responder ante el enfado, cuáles son esas circunstancias que te disparan para trabajar en ciertos mecanismo de gestión y evitar las consecuencias negativas que tiene cuando lo pierdes y llevas a cabo una conducta física o verbal muy agresiva. El daño es muy grande y en ocasiones irreparable.

En el post de dentro de 15 días te proporcionaré herramientas para poder gestionar tu emoción de la ira o enfado.

¿Por qué actúas siempre de la misma manera?

Me encuentro muchas veces en la consulta que las personas reconocen cierta impotencia y aflicción porque no quieren actuar de esa manera pero dicen “no puedo evitarlo”. Si tú también lo piensas así, déjame que te diga que te comprendo. La emoción de la ira o enfado es muy poderosa … arrastra y parece que tooodo ocurre en micro segundos. Pero ya sabes que eso no es así.

Antes de entrar en el detalle quiero explicarte que la conducta del ser humano, tú incluido al igual que yo, funciona a través de refuerzo positivo. ¿Qué es el refuerzo positivo? :

El refuerzo positivo favorece la repetición de una conducta por el hecho de proporcionar un premio o recompensa. El premio puede es un regalo u objeto físico pero también puede ser un reconocimiento o expresión verbal. Por ejemplo: en un entorno de trabajo la felicitación de la dirección de la empresa por los buenos resultados en el proyecto refuerzan tu conducta y respuesta de trabajo. 

Pero también existe el refuerzo negativo. ¿Te atreverías a definirlo tú? Te ayudo un poco:

El refuerzo negativo consiste en llevar a cabo una conducta porque a cambio vas a conseguir “eliminar” algo que no te gusta o produce malestar. Por ejemplo: Caminas por la calle y ves a un lindo perrito pero a ti no te gustan absolutamente nada. Te producen mucha ansiedad. Para aliviar esa ansiedad,  cruzas la acera. Objetivo cumplido .. has dejado de sentir malestar. ¿Cual es la conducta que refuerzas? Cruzar la calle, HUIR!!. 

Vale ya tenemos claro dos conceptos muy importantes ¡¡ a los psicólogos nos gustan mucho!! y nos ayudan mucho a entender la conducta humana. Te lo he explicado porque ahora voy a hacer mención a ellos y aplicarlos para que entiendas porque repites ciertas conductas cuando sientes ira o enfado porque tus conductas se REFUERZAN.

No olvides que cuando experimentas una emoción todos tenemos una razón por la que volvemos a repetir las mismas estrategias, y la ira o enfado tiene sus propios motivos:

  1. Cuando te enfadas, sobre todo mucho, crees sencillamente que tienes razón. Cuando sientes que tienes razón, te subes a un pedestal y te siente la reina y o el rey del universo. Tú crees que tienes el poder, ¿ a que sí? Esto es lo que antes te describía como refuerzo positivo. Si además crees que has hecho justicia tu nivel de elevación al olimpo es supremo. Y eso es terriblemente reforzante. ¡¡Ya lo creo!!.
  2. Cuando te enfadas mucho, puedes lograr que tu enfado calle a los demás y no confronten contigo. Así es que una vez más tu conducta se ve reforzada de forma positiva, te sientes poderoso.

ira-enfado-conductas

3.Cuanto te enfadas mucho, las sensaciones físicas de tu cuerpo son muy intensas, desagradables … y quieres de forma muy automática “sacudirtelas” de encima. Así es que puedes estar tentado a llevar a cabo la lista entera de conducta descritas. “Si descargo me relajo y se me va todo”, “Qué a gusto me voy a quedar”. Más lejos de la realidad, está demostrado científicamente que lo único que hace es reforzar de forma negativa esa conducta al enfado.

A corto estas y todo tipo de conductas de enfado que pueda reflejar contribuyen bien por un tipo de refuerzo u otro a mantenerlas. El problema es que como consecuencia de repetirlas, repertirlas y repetirlas se convierten en muy habituales, casi automáticas y difíciles de gestionar, aparenciendo cada vez más de forma muy impulsiva. Terminas por aprender que son las estrategias adecuadas de gestión de tu enfado o ira.

Las emociones se aprenden, la ira también

Como te he comentado en otras ocasiones las emociones las aprendes a gestionar, e igual que has aprendido a gestionar de una manera poco saludable y recomendable para tu bienestar emocional, también puedes desaprender e incorporar nuevas estrategias que te ayuden a vivir tu enfado o ira de manera más ajustada. ¡Ojo! Recuerda que siempre te digo que todas las emociones son necesarias, la ira o enfado también, tienes toooodo el derecho del mundo hacerlo pero de una manera ajustada y proporcionada a los hechos y sobre todo y ante todo gestionando la conducta que tantas consecuencias negativas tiene para ti pero también para los demás.

Tú también puedes aprender a gestionar tu emoción del enfado.¡Atrévete! Click Para Twittear

El autoconocimiento emocional es el primer paso para poder hacer los primeros cambios …¿qué pensamientos tengo cuando me enfado?, ¿qué siente mi cuerpo cuando estoy enfadado?, ¿qué hago cuando estoy enfadado?, ¿que situaciones me sacan de quicio?, ¿conozco cual es el punto de no retorno cuando me enfado y pierdo lo papeles? Eres de carne y hueso, ¿nooo? Es posible que hayas podido vivir hasta ahora sin conocer toda esta información. Pero quizás parar, reflexionar e incorporar algo de lo leído pueda mejorar algo tu gestión con tu emoción de la ira o enfado y porque no .. eso proporcionarte un mayor y mejor bienestar emocional.

¿Te atreves a intentarlo? ¿Qué pierdes?

el-mundo-de-nayra-psicologa-nayra-santana

En tal caso te invito a que compartas el post o hagas algún comentario.

¡Feliz semana!

Nayra

 

Fuente Bibliográfica:

Sevilla,J y Pastor C (2016). Terapia cognitivo conductual para el enfado patológico. Domando al dragón. Alianza Editorial.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*