¿QUIERES DEJAR DE FUMAR?

El próximo 31 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra en el el DIA MUNDIAL SIN TABACO, con el objetivo de

 “destacar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco y promover la aplicación de políticas públicas eficaces para reducir ese consumo”

 A lo mejor esta es una de esas tantas ocasiones que al escuchar en los medios de comunicación sobre las consecuencias nocivas del tabaco te plantees tu situación. ¿Cuántas veces lo has pensado y no te has atrevido? o mejor… ¿cuántas veces lo has intentado y has vuelto a recaer?  O quizás eres de esos fumadores que se dice “yo no lo podré conseguirlo nunca” o “yo no lo dejaré nunca, a mi me gusta fumar”.Imagen_77_Quieres_dejar_fumar_25_05_2015

 Cualquiera que sea tu pensamiento, lo que está claro es que después de años con un hábito tan adictivo, requerirá por tu parte una motivación y un esfuerzo extra para lograr poco a poco una adaptación a hábitos más saludables. Pero lo que sí es seguro que ¡Si quieres, puedes!

 Quizás incluso deberías contemplar la posibilidad de que se produzca alguna recaída…. ¡¡¡No pasa nada!!! Cualquier obstáculo que se presente en tu camino es una gran oportunidad para aprender de ti y de las nuevas circunstancias. Igual es el momento de redefinir los objetivos y pensar:

  •  ¿Sobre estimas tu motivación para el cambio?
  • ¿Es el momento adecuado para realizar este sobre esfuerzo o quizás tienes otros frentes que debes atender que dificultan su consecución?
  • ¿Por qué dejas de fumar? ¿Te lo ha pedido tu pareja o es realmente lo que quieres?
  • ¿Te has informado adecuadamente de cuáles son las pautas que debes seguir para tener una mayor probabilidad de éxito?

¿Por qué fumas?

 Antes de plantearte dejar de fumar quizás quieras saber ¿por qué fumas? ¿te lo habías planteado alguna vez?

  1. Es una adicción física: el tabaco tienen un componente conocido que es la nicotina. La nicotina es un alcaloide natural responsable de la adicción al tabaco. La manera más frecuente de ingerir la nicotina es fumar bien cigarrillos, puros o pipa. Cuando inhalas una calada de humo de tu cigarrillo, el humo se absorbe fundamentalmente por tu mucosa nasal oral y respiratoria, y llega a tu cerebro en un plazo de 7 segundos. Esta es la razón por la que la nicotina tiene ese poder tan adictivo, existe una relación directa y muy rápida entre tu calada y tu cerebro.
  1. Es un hábito aprendido: como cualquier conducta que aprendes, fumar se convierte en un hábito que realizas en muchas ocasiones sin darte cuenta por :
  • Lo practicas muchas veces al día. ¿Has pensado en alguna ocasión cuantos son los cigarros que has fumado? Si fumas una media de 20 cigarros al día, por los 365 días del año, representan 7.300 cigarros al año. Si llevas 15 años fumando, se traducen en 109.500 cigarrillos. ¿Te das cuenta el nivel de práctica que has adquirido después de tantas repeticiones? Esta frecuencia es la que te lleva a automatizar tu hábito de fumar.

Imagen_73_Calculo_cigarros_años_25_05_2015

¿A qué seguro que en alguna ocasión te has encontrado encendiendo un cigarro sin saber ni cómo?

  • Asocias fumar a muchas situaciones o actividades. Fumas en muchas situaciones cotidianas. Así que cuando tomas café, sales a tomar una copa o terminas de comer, te entran ganas de fumar.
  • Fumar te proporciona sensaciones agradables ya que o bien te alivia las sensaciones desagradables cuando llevas demasiado tiempo sin fumar, o te proporciona directamente sesión de placer.

Así es que ya sabes que tu conducta de fumar es un hábito aprendido muy adictivo y potente. Pero como cualquier conducta aprendida se puede desaprender.

Tu conducta de fumar es un hábito aprendido muy adictivo que puedes DESAPRENDER Click Para Twittear

¿Quieres saber cómo? ¡Si quieres puedes!

 10 pasos para dejar de fumar

  1. Tu motivación. Cada uno tiene sus propias motivaciones para dejar de fumar, busca la tuya. Es importante que loImagen_74_mis_razones_dejar_fumar_25_05_2015 realices por algo que sea importante para ti y mientras más sean… mejor !!
  1. ¿Cuántos cigarros fumas? Es importante que incluso antes de que empieces a dejar de fumar registres diariamente el número de cigarrillos que fumas. Sería más que conveniente que este registro lo mantengas durante todo el proceso, te ayudará a poder ver tus propios progresos. ¡Ánimo!
  1. Reduce gradualmente el consumo de cigarrillos. Este apartado dependerá mucho de cada fumador. Por ejemplo si fumas 15 cigarrillos al día, durante la primera semana fumarás solo 10. Eres libre para distribuirlos a lo largo del día.

Para que te sea algo más fácil ten en cuenta algunos trucos, por ejemplo, cuando termines de comer o de cenar, espera entre 5 o 10 minutos y/o evita la “sobremesa”; no pongas a la vista la cajetilla de tabaco, cuando te apetezca fumar, retrasa el momento 2 minutos.

¡Espero que estos pequeños trucos te lo faciliten!

  1. Elimina los cigarrillos “estrella”. Seguro que hay algunos cigarros del día que te resultan “imposibles” de abandonar como por ejemplo los de la comida, viendo la tele, tomando un café, conduciendo, charlando con los amigos.

Quizás sea el momento de que busques nuevas actividades agradables que te ayuden a sustituirlos. El deseo de fumar no dura eternamente, así es que si te concentras en otra actividad, te ayudará a sobrellevar mejor el momento.

Ten prevista una lista de opciones, mientras más recursos mejor. Aquí te dejo algunas sugerencias: practica ejercicio, si es al aire libre mejor, haz manualidades, puzles o crucigramas, date una ducha, llama por teléfono a un amigo. ¿Que se te ocurre?

  1. Decide el día que vas a dejar de fumar. Para ello es preferible que elimines de tu entorno todo aquello que puede ser una tentación o te recuerde al tabaco. Así es que mecheros, cerillas, ceniceros, cajetillas fuera de tu alcance.

“Dejo de fumar el día …”. Elige un día que creas que vas a tener algo de sosiego, ya que sería estupendo que puedas comenzar realizando algo de ejercicio, desayunado fruta, zumo.

Imagen_75_dejo_de_fumar_25_05_2015

  1. Ten en cuenta que durante los primeros 4 o 5 días experimentarás un gran deseo de fumar pero lo que tienes que tener presente que irá por “oleadas” irá y vendrá. ¡Se paciente y NO FUMES!
  1. Te sentirás tens@ y algo irritad@, por eso es importante que tengas planificad@ algo de ejercicio físico, date una ducha, bebe mucho líquido, te proporcionará cierto alivio.
  1. ¡Tu objetivo es dejar de fumar HOY! No pienses en el largo plazo, durante las primeras semanas ese tipo de pensamientos resultan muy angustiosos, así es que fíjate un objetivo diario, y si incluso el día resulta difícil de sobre llevar, fragméntalo en mañana y tarde.

 

¡Dejo de fumar HOY! Fíjate objetivos diarios , no pienses a largo plazo es angustioso. Click Para Twittear

 

  1. Prémiate cada día que no fumes. Dejar de fumar es un esfuerzo así es que importante que te refuerces verbalmente con frases de ánimo y de reconocimiento “hoy lo he conseguido, muy bien”, “estoy orgull@ de mi esfuerzo”, “sigue así, mañana lo volveré hacer”.

También puedes guardar en una hucha el dinero que empiezas ahorrar y premiarte con un regalo. ¿ Que te gustaría hacer con todo ese dinero?

10. ¿Has caído o recaído? Si sólo has fumado un cigarrillo y eres capaz de retomar tus objetivos, no pasa nada, repasa que ha ocurrido para evitar nuevamente ese tropezón. Si por el contrario ese cigarrillo se comienza a repetir con más frecuencia, quizás debas comenzar a pensar que has recaído en tus antiguos hábitos.

 Imagen_76_si_quieres_puedes_25_05_2015

Cambiar un hábito después de tantos años de práctica y consumo es una tarea que exige esfuerzo, motivación, paciencia y constancia… pero ¡si quieres, puedes! ¿Te atreves?

¡ Feliz día!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*