¿Qué es la felicidad?

Después de muchas semanas abordando en el post del lunes otras temáticas, retomo nuevamente el recorrido que inicié el año pasado con que-es-la-felicidadel proyecto “Tus Emociones de la A a la Z” a propósito de la celebración el próximo 20 de marzo de 2017 del Día Internacional de la Felicidad.  A priori el término felicidad es muy amplio, y si te paras a pensar, es muy probable que existan tantas definiciones como personas en el mundo ya que hay algo que efectivamente caracteriza a la felicidad y es su carácter eminentemente subjetivo.

Con este post intentaré desmontar algún que otro mito alrededor de la búsqueda de la  felicidad en el elementos externos como puede ser tocarte la lotería y que la felicidad nada tiene que ver con un estado permanente de alegría y gozo, ¿conoces a alguien así? ¿Es posible estar siempre y en todo momento plenamente felices? ¿Pero aunque puntualmente no te sientas especialmente feliz, significa que tu vida es infeliz?

¡¡Te animo a que sigas leyendo !!

¿Qué es la felicidad?

Creo que antes comenzar con el mundo de la felicidad, sería conveniente clarificar dos conceptos que en ocasiones traen confusión que son las emociones y los sentimientos. Parece que son lo mismo pero no lo son.

¿Qué son las emociones?

Es la alteración del ánimo de forma agradable o desagradable de manera temporal que tiene como consecuencia una respuesta neurofisiológica, cognitiva o mental, conductual y que te predispone a actuar.

¿Qué son los sentimientos?

El sentimiento es la emoción hecha consciente. Es el componente cognitivo o mental de la emoción y tiene una duración larga como puede ser el amor o el odio que lo puedes mantener toda la vida.

Por tanto una vez que ya tienes claro estos conceptos y si yo te preguntará ¿qué es para ti la felicidad? ¿qué es lo que te vendría a la cabeza? Es probable que si hiciera una encuesta por la calle muchas de esas personas responderían que la felicidad sería resolver tal o cual problema que en ese momento le pudiera angustiar. Logicamente eso contribuye a equilibrar la vida y momentáneamente sentirte algo mejor con tu existencia pero eso no determinada en ningún caso tu nivel de felicidad.

La felicidad es una estado de bienestar psicológico que tiene una duración más a largo plazo, es estable y no depende de factores externos y está relacionado con experimentar en una mayor proporción y de forma general emociones positivas. Pero eso no quita que puedes ser feliz y al mismo tiempo tener dificultades o experimentar malestar propio de la vida.

En ningún paso es posible definir la felicidad en términos de “todo o nada” ya que con ese supuesto nadie podría ser feliz. ¿Es posible ser totalmente feliz y que todo en tu vida funcione sin experimentar ningún tipo de contratiempo o malestar? Es poco realista, ¿verdad?

La felicidad es una estado de bienestar subjetivo global donde valoras tu vida más positiva que negativa Click Para Twittear

Es muy probable que cuando experimentes felicidad no siempre lo asocies con alegría, que también, pero que a lo mejor vengan a tu cabeza otras emociones como es la paz interior, el equilibrio, la tranquilidad, la serenidad, la armonía, la satisfacción … sencillamente EL BIENESTAR.

El dinero no da la felicidad, ¿ o si?

Seguro que en muchas ocasiones has escuchado esta expresión “el dinero no da la felicidad” y quizás tú, dependiendo de las circunstancias por las que estés pasando, pienses … ya, ya .. pero ” si no tienes .. ayuda”. Puedes tienes toda la razón.

Existen muchos estudios sociodemográficos que han analizado la relación de bienestar subjetivo o felicidad y el estatus económico. Tener un estatus económico alto está relacionado con disfrutar de una mayor esperanza de vida, una mejor alimentación, menor mortandad infantil. Y un estatus económico bajo está relacionado con peor salud, educación y menos acceso a servicios y oportunidades.

En este sentido, parece razonable pensar que a mejor condición económica mayor nivel de felicidad. Pero las investigaciones no corroboran esta afirmación. Esta afirmación solo se cumple siempre y cuando tú, como ser humano, NO tengas cubiertas las necesidades básicas de alimentación, vivienda, vestido. En este supuesto, el dinero SI AYUDA a proporcionarte felicidad.

Por tanto, dicho de otra manera … tener mucho dinero no te da más felicidad solo te proporciona más cosas materiales. Pero si no tienes dinero para cubrir un mínimo de subsistencia, si contribuye a mejor tu estado de felicidad. 

Si dispones de un rato para ti, te animo a que veas este capítulo de Redes con Eduard Punset y Martin Seligman, reconocido psicólogo investigador de la felicidad.

 

 

Elementos clave de la felicidad

Es posible que estés pensando que disfrutar de muchos elementos externos te proporcionan momentos de bienestar y en consecuencia alimentan tu felicidad. Estoy totalmente de acuerdo. Disfrutar de tu tiempo libre, del amor de tus hijos o pareja, de las risas con tus amigos, del sexo, de la belleza de la naturaleza, de la música o del arte, del disfrute de una excelente comida, o el olor maravilloso de unas bonitas flores proporcionan una intensa satisfacción a tus sentidos. Todo esto es lo que se conoce por bienestar o felicidad hedonista o hedónico, es decir, experiencias placenteras que sin lugar a dudas contribuyen a tu felicidad.

Pero los estudiosos de la materia dicen que este bienestar o felicidad hedonista no es suficiente. Y existe un bienestar o felicidad eudaimónica que está en NOSOTROS, en descubrir tus virtudes, y desarrollar todo tu potencial con el único objetivo de proporcionarte bienestar a ti y a los demás a través de las acciones sociales, voluntariado .. en definitiva el altruismo.

Características para ser feliz

Según la teoría de Ryff, el bienestar o felicidad eudaimónica está relacionada con la capacidad que tengas para desarrollas las siguientes que-es-felicidadcaracterísticas:

  1. La actitud positiva hacia ti mismo: un nivel alto de autoaceptación implica que disfrutes de una autoestima muy saludable.
  2. El desarrollo personal de forma constante: reconocer y desarrollar tu potencial te permitirá disfrutar de todas tus capacidades.
  3. Sensación de un sentido en tu vida: es importante descubrir cuales es el propósito en tu vida, para ello es esencial plantear objetivos y metas personales que te motiven.
  4. Cierto control del entorno: ¡¡¡ojo!!! Cierto control que te proporcione un nivel de eficacia y te facilite la consecución de tus deseos y necesidades. Pero en ningún caso quiero decir que lo tienes que tener todo bajo control ;)).
  5. Relaciones de confianza e intimidad: es esencial para tu bienestar psicológico disfrutar de relaciones sociables estables a las que amar y confiar.
  6. Capacidad para ser independiente: defender tu independencia frente a la presión social.

 

¿Se puede aprender a ser feliz?

¡¡¡¡ Por supuesto !!!! Claro que si. Como ser humano que eres … tienes el potencial de aprenderlo … casi todo. Otra cosa es que no sea fácil y te supongo un esfuerzo. Pero si quieres saber por donde empezar aquí te dejo algunas pautas que te pueden ayudar a mejorar algún área de tu vida.

  • Cuida tus relaciones íntimas, bien sean con la pareja, familia, amigos.¡Quiérelos!.Aprende_ser_feliz_Psicologa_Benimaclet_Nayra_Santana
  • Invierte tiempo en relacionarte con el mundo. ¡Sal y explora!.
  • Descubre aquello que te gusta y dedícale tiempo. ¡Disfruta!.
  • Fija metas importantes en tu vida, y se constante. ¡Ve a por ellas!.
  • Deja atrás el pasado y no pienses en el futuro. ¡Solo tienes presente!.
  • Dedícate tiempo, conócete a fondo. ¡Acéptate y quiérete tal y como eres!
  • Mantén a raya las preocupaciones. ¡No te ayudan!
  • La botella está medio llena … ¡Practica el optimismo!

 

A estas alturas de la vida ya te habrás dado cuenta que esto de vivir va por rachas, algunas temporadas son algo  mejores que otras, pero los elementos negativos forman parte de la vida igual que los positivos. Nada tiene que ver con una vida injusta o no ser merecedor de tales o cuales circunstancias. Así es así por definición.

En cualquier caso, te invito a que dediques tiempo a mejorar alguna de las áreas descritas, ya que estas son las que ayudaran a equilibrar la balanza de la vida y proporcionarte ese estado subjetivo pero necesario que se llama felicidad. ¿ Te atreves?

 

 

Fuente Bibliográfica

Seligman, Martin “La autentica felicidad”. Ed Zeta (2011)

Bermúdez Moreno.J, Pérez-Garcia.AM “Psicología de la Personalidad”, UNED 2011

¡Conoce tus emociones y gestionalas!

Son muchas las veces que la vida te pone en situaciones complicadas o muy incómodas pero no son tantas que puedas calificar como “terribles o imposibles”. Calificar de “terribles o imposibles” todo lo negativo que te ocurre provocará un desequilibrio emocional constante en tu vida. Conoce tus emociones y aprende a … gestionarlas!

Presentación Proyecto: “Tus emociones de la A a la Z”

Comienza el año 2016 y con ello nuevos proyectos e ideas a desarrollar con el objetivo de poder aportarte algo positivo cuando decidas generosamente dedicarle unos minutos a mis artículos. El proyecto “Tus emociones de la A a la Z” surge como consecuencia de las carencias que detecto habitualmente como psicóloga. La falta de información y conocimiento de las emociones lleva a las personas a hacer lo mejor que pueden y saben pero ya sabes que eso no siempre ni es suficiente ni es lo correcto.

Proyecto_Emociones_A_Z

 

A lo largo del año, la primera y tercera semana de cada mes te presentaré una emoción. Haré un repaso en forma de abecedario de las emociones para que puedas conocer a cada una de ella:

  • Cuál es el objetivo de esa emoción en tu vida.
  • Qué piensas, qué sientes, qué haces cuando la experimentas.
  • Donde se encuentra la línea de lo saludable y adaptativo y dónde quizás estés rayando un problema emocional que pueda necesitar ayuda de un profesional.
  • Cuáles son los problemas emocionales en los que puede derivar un mal aprendizaje de las emociones.

¿ Qué es el aprendizaje ?

Como bien sabes los psicólogos trabajamos y ayudamos a personas con problemas emocionales. Todas las personas somos potencialmente susceptibles de poder tener en algún momento de la vida algún problema emocional en mayor o en menor grado, aunque este problema emocional no requiera siempre de ayuda de profesional de un psicólogo.

Cuando naces y llegas al mundo no sabes absolutamente de nada, tan solo estás dotado de algunas conductas reflejas pero el resto de las conductas que puedes observar en un niño o en adulto las ha aprendido, y este proceso de aprendizaje no cesa en toda tu vida.

El aprendizaje es un cambio más o menos permanente de tu conducta como consecuencia de tu práctica.

Como todo proceso de aprendizaje, existe la posibilidad que hayas tenido la oportunidad de aprenderlo de la forma adecuada o quizás todo lo contrario. ¿Eso que quiere decir? Te pongo un ejemplo.

Cuando ibas al colegio, ¿tenías alguna asignatura atragantada porque el profe no explicaba bien? No sé, ¿quizás el profesor de mates, o la profesora de química o de lengua? ¿Qué ocurre si el profesor de mates no te enseña la estrategia adecuada para dividir correctamente? Pues que cada vez que tengas enfrentarte con una división tendrás dificultades para resolverla, ¿verdad? Y cuando lleguen las divisiones con decimales, la dificultad será mayor, ¿qué crees que puede pasar? Tú intentarás poner en práctica la estrategia que conoces, la que tu profesor te ha enseñado pero NO es suficiente, no te lleva a resolver bien el problema y eso comienza a estresarte, ¿verdad?

Pero de repente tu profe de mates tiene que coger una baja y viene una sustituta, que detecta tus dificultades y te enseña una estrategia diferente para que puedas dividir sin problemas. Para ello te pide, que hagas muchas y nuevas divisiones con la nueva estrategia para que te vayas acostumbrando al nuevo método. Y después de semanas de trabajo y esfuerzo te das cuenta que has aprendido una nueva manera que te permite resolver satisfactoriamente tus divisiones y en consecuencia te ayuda a aprobar.

Articulo_1_Esfuerzo_constancia_aprendizaje_18_01_2016

 

¿Qué conclusiones sacas? Yo comparto contigo las mías:

  • Naces sin saber de nada y tienes que aprender de todo, incluso dividir. Si aprendes la estrategia adecuada, dividir se puede convertir en algo hasta divertido.
  • Si aprendes la estrategia inadecuada, dividir puede convertirse en un problema que te haga vivir como mínimo más estresad@ y a creer que las divisiones son imposibles, son dificilísimas o incluso que tú no vales para ellas, o que eres tont@”
  • Descubres que te siguen sin gustar las mates pero al menos afrontas el problema y compruebas que si que puedes, que no eres tont@, solo te faltaba la herramienta adecuada.

 

“Has desaprendido una estrategia poco eficiente y que te hacía sufrir y has vuelto a aprender una estrategia nueva que te ayuda afrontar el problema y avanzar”.

Aprendizaje emocional: las emociones también se aprenden

Y ahora te estarás preguntando ¿y este problema de mates que tiene que ver con las emociones? Pues muy sencillo, las emociones también se aprenden como las mates. Vamos a ver cómo:

  • Cuando naces vienes dotado de un paquete básico de emociones, son innatas y universales. Que tengas la capacidad de expresar ciertas emociones no significa que las gestiones de forma adecuada, que conozcas para que sirve, cómo se llaman ni que las emplees en el momento adecuado… todo eso lo aprendes a medida que vas creciendo, a lo largo de la vida, aprendizaje emocional. 
  • ¿Cómo aprendes? El ser humano está dotado para aprender de 4 maneras diferentes:
    • Aprendes imitando mediante la observación a los demás.
    • Aprendes por refuerzo positivo, por ejemplo imagínate que te gusta mucho pintar, y cada vez que lo haces tus padres, amigos, pareja te elogian. Es muy probable que vuelvas a repetir la conducta de pintar ya que habitualmente cuando pintas recibes un refuerzo positivo que es el elogio.
    • Aprendes por refuerzo negativo, es decir, realizas alguna conducta para evitar algo o alguien desagradable. Imagínate que cada vez que estás en una reunión de trabajo y cada vez que intervienes, unos compañeros realizan burlas y lógicamente te sientes incomod@. Así es que en lo sucesivo para evitar ese malestar, las burlas, dejas de intervenir de forma activa en las reuniones.
    • Asociación o por condicionamiento clásico.  Te dejo un simpático vídeo que te ayudará a comprender que significa.

 

¿Para qué sirven las emociones?

Nuestra naturaleza humana es muy sabía y cada elemento que dispone nuestro cuerpo cumple una función muy especifíca :

  • La función de adaptación: cada una de tus emociones facilita que tu conducta se adapte a las exigencias de tu entorno proporcionándote la energía necesaria para llevarla a cabo.
  • La función social: cada una de tus emociones, a través de la expresión de las mismas, te permite predecir el comportamiento de los demás, además de comunicar el tuyo a tu entorno, favoreciendo de esta manera las relaciones en sociedad, y la comunicación de tu estado afectivo.
  • La función motivacional: tus emociones son motivadoras, es decir, moviliza una cantidad de energía en tu cuerpo que te ayuda a aproximar o evitar lo que provechoso o peligroso para ti.

Si quieres profundizar más al respecto, te invito a que leas mi artículo Inteligencia Emocional.

 

¿Existen emociones positivas o negativas?

Cuando trabajo en consulta me gusta siempre resaltar que no existen emociones ni buenas ni malas, ni positivas ni negativas,  todas yArticulo_1_Emociones_Positivas_Negativas_18_01_2016 cada una de ellas cumplen una función necesaria. Lo importante de las emociones no es no sentirlas, sino aprender a gestionarlas, a regularlas y comunicarlas.

Te lanzo una pregunta ¿crees que el  enfado es una emoción negativa? En el proyecto que te estoy presentando “Tus emociones de la A a la Z” podrás comprobar en los próximos meses, cuando aborde la emoción del enfado que  dicha emoción te permite adoptar una conducta de defensa o ataque ante situaciones de amenaza física o cuando experimentes que algo o alguien vulnera tus derechos.

Como todas las emociones, el enfado, tiene un componente fisiológico, que te iré contando a medida que te las presente individualmente. Ese componente físico cuando te enfadas puede ser desagradable, intenso o molesto porque experimentes tensión muscular, calor, o taquicardia pero en ningún caso negativo. ¿O a caso has podido alguna vez enfadarte mientras te sientas relajad@? La relajación es un estado físico totalmente incompatible con el enfado.

Pero ahora llega el “pero”. ¿Quién de nosotros no ha tenido en alguna ocasión alguna respuesta de enfado fuera de lugar? Yo si las he tenido. ¿Eso es un problema? No, mientras no se convierta en tu forma habitual de responder y gestionar esa emoción.

Pero si por el contrario, te enfadas por todo, de forma frecuente e intensa generándote dificultades en tus relaciones e impidiéndote disfrutar de una vida saludable, quizás en este caso estés sufriendo un problema emocional.

¿Qué es un problema emocional?

Los problemas emocionales son conductas o comportamientos aprendidos que te afectan en tu manera de pensar, sentir y actuar, y los psicólogos trabajamos con dichos problemas para ayudarte a desaprender aquellas estrategias que no te están ayudando y proporcionarte unas nuevas que te faciliten un nuevo aprendizaje emocional más saludable.

Cuando piensas en conducta o comportamiento seguro que te viene a la cabeza “lo que haces” pero el concepto es algo más amplio. La conducta tiene tres niveles, lo que piensas, lo que sientes y lo que haces. Te pongo un ejemplo y así seguro que lo ves más claro:

  • Lo que piensas: “Fulanito se ha pasado con lo que me ha hecho, se va a enterar”.
  • Lo que sientes, tanto físico como emocional: tensión muscular, calor, tensión mandíbula, enfado.
  • Lo que hago: “Me dirijo a él y le digo “cuatro cosas”.

Este articulo es a modo de presentación del proyecto “Tus emociones de la A a la Z”. A partir del  próximo 1 de febrero te presentaré la primera emoción que empieza con la letra “A” …¿ cuantas conoces que empiecen con esa letra? ¿Necesitas alguna pista? A de … aburrimiento, alivio, admiración, amor, ansiedad. ¿Cual será?

El  proyecto “Tus emociones de la A la Z” nace para poder ayudarte a conocer tus emociones con más detalle y que algún elemento que puedas leer te pueda servir para incorporarl@ en tu vida y así gestionar mejor tus problemas emocionales.  No lo olvides, da igual los años que tengas, todos estamos permanentemente en una estado de aprendizaje. Tú también puedes, ¿te atreves? 

Te_atreves_a_primer_paso_NayraSantana