Problemas de salud mental: ell@s no son diferentes

Todos nosotros en algún momento de nuestra vida hemos necesitado ir al médico, bien por algún malestar común comoImagen_93_Entre_tu_ellos_NO_diferencia_salud_mental_06_07_2015 puede ser un resfriado o gripe o en ocasiones por circunstancias más graves. Todos asumimos que el dolor físico es muy incapacitante y aunque cada persona dispone de un umbral del dolor diferente, en cuanto detectamos que sobrepasa lo que nosotros estimamos por “normal”, bien nos tomamos una pastilla bien acudimos al médico para poner una rápida solución. Un elevado número de personas que están leyendo en estos momentos el artículo, se reconocerán como habituales de esta práctica, pensarán incluso “es lógico, a nadie le gusta sufrir y pasarlo mal”.

¿QUÉ SIGNIFICA SALUD?

Entonces yo hago la siguiente reflexión, si tienes dolores persistentes en la espalda y después de haber hecho todos los ejercicios de estiramientos, el dolor continua y decides ir a un traumatólogo o un fisioterapeuta, ¿por qué cuando tienes un malestar emocional intenso y mantenido en el tiempo como puede ser la tristeza o desesperanza que puede provocar una depresión, o el miedo tan atroz que sientes con solo pensar que tienes que volar, y después de haber intentado afrontar la situación con todas las estrategias que sabes o conoces, no te planteas siquiera la posibilidad de acudir a un psicólogo que te ayude a reestrablecer el equilibrio emocional perdido?

¿Quizás porque pienses que ir a un psicólogo es de “locos”? o quizás de “débiles”? La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos recuerda que el término salud no solo hace referencia al estado físico. Salud física y mental son estados interdependientes. Y dicen así:

“la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social y no solo la ausencia de afecciones o enfermedades” (OMS 2001, p.1)

salud mental sociedad

 

LA IMPORTANCIA DE LA SALUD MENTAL

Ya sabemos que significa salud, pero ¿y salud mental? El término salud mental es

“un estado de bienestar en el cual los individuos se dan cuenta de sus propias aptitudes, pueden afrontar las presiones normales de la vida, pueden trabajar de forma productiva  y son capaces de hacer una contribución a su comunidad”. (OMS 2001, p.1).

La OMS estima que para el año 2020, después de la enfermedad cardiaca isquémica la depresión será la más importante. Y ante estos escalofriantes datos, me pregunto con asombro, ¿por qué los sistemas de salud público no destinan los recursos económicos y personal necesarios para poder combatir estas previsiones?

Quizás como ciudadanos de a pie podamos pensar que no podemos cambiar el sistema, no podemos obligar a las administraciones públicas que destinen recursos suficientes para paliar el problema, resolver la vertiente económica es labor de nuestros gobernantes.

Si dispones de 10 minutos te recomiendo que escuches a Kevin, un chico con aspiraciones a cómico que lucha contra una persistente depresión. Parar y escuchar te ayudará a entender y comprender la compleja realidad que viven las personas que sufren este doloroso problema emocional.

LA ESTIGMATIZACIÓN DE LOS PROBLEMAS DE SALUD MENTAL

Pero el problema de la salud mental además de una vertiente estrictamente económica tiene una vertiente social, y es aquí donde podemos contribuir al cambio, ¿de qué manera?:

  • Vivimos en sociedad por lo que hay que empezar a pensar y a concienciarse que la salud mental es un problema de todos, y no sólo de la persona y de la familia que la padece.
  • Debemos comenzar a NO ESTIGMATIZAR a aquellas personas y sus familias que sufren de problemas de salud mental..
  • Desde nuestra vida diaria, bien sea en la educación de nuestros hijos, en la relación con nuestros amigos, en el contacto cotidiano con nuestros compañeros de trabajo, debemos combatir los prejuicios, la discriminación, la incomprensión y el rechazo hacía los problemas de salud mental.
  • Lee, pregunta, infórmate… quizás descubras que la diferencia entre “ellos” y “tú” NO es tan grande.

Hablar, compartir, difundir, informar ayudará a no estigmatizar a todas aquellas personas así como sus familiares. En esta línea el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, acaba de lanzar una magnifica campaña de sensibilización, “La integración siempre es la mejor respuesta” por la inclusión social de las personas con problemas de salud mental … y así todos comprender que entre “ellos” y “tú” NO hay diferencia.

Quizás hayas escuchado la cuña de en la radio, o quizás no … aquí te la dejo el material difundido por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad…cuña radio campaña sensibilización.

 

¿Percibes alguna diferencia? “ÉL”, “ELLA” tienen sueños, ilusiones, motivaciones, preocupaciones, inseguridades … como TÚ, como YO, como TODO EL MUNDO. Como nos dice la campaña de sensibilización del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad:

“Si sus sueños no tienen límites, no se lo pongamos nosotros.”

No te olvides … es RESPONSABILIDAD DE TODOS trabajar a favor de la inclusión  social de las personas con problemas de salud mental. Nuestra sociedad será más justa, más rica, más equilibrada .. ganarán “ELL@s”, ganarás , ganaré YO, ganaremos TODOS.

Imagen_82_Te_atreves_a_primer_paso_15_06_2015

ESTOY TRISTE, ¿ QUÉ HAGO?

Ha empezado el año y quizás escuches con demasiada frecuencia a tus amigos, familiares, compañeros del trabajo, en la TV, hablar de las nuevas metas para el año 2015. Yo misma comencé mi primer post del año proporcionándote 10 claves para definir con éxito tus nuevos retos. Leer artículo https://www.nayrasantana.com/metas-exitos-2015/. Pero quizás no te sientas identificad@ con todo ello, ya que no encuentras la energía suficiente ni siquiera para poder soñar despiert@.

Esfuerzo_Constancia_Motivacion

Estoy segura que NO todas las personas que lean este articulo han sufrido una depresión pero  SI estoy convencida que TOD@S hemos sufrido o sufriremos algún periodo más o menos intenso de tristeza en la vida.

La tristeza es una emoción innata del ser humano que cumple una función adaptativa, es decir, nos ayuda a aclimatarnos ante las circunstancias más o menos adversas que se nos presentan en la vida. Experimentar estados de tristeza ante pérdidas de personas o cambios importantes en nuestra vida es natural.  El problema se presenta cuando no somos capaces de remontar esas dificultades, y la tristeza se prolonga en el tiempo afectando de forma muy significativa a nuestra vida diaria como es el trabajo, vida familiar y social, aficiones, aumentando el riesgo de sufrir una depresión.

Bien suframos unos días de tristeza bien suframos una depresión, los síntomas que podemos experimentar son similares, incluso igual de intensos aunque la diferencia está en la duración de los mismos. Ante la pérdida de algo o alguien valioso para nosotros, ¿Quién de nosotros… 

  • … no ha experimentado en mayor o menor intensidad tristeza, fatiga, cansancio o falta de energía?
  • … no ha perdido el interés por realizar las cosas que nos gustaban?
  • … no se ha sentido irritable, ha tenido ganas de llorar, ha dejado de dormir incluso de comer?

¿QUE SIGNIFICA LA TRAMPA DE LA DEPRESIÓN?

Cuando nos sentimos tristes o estamos deprimidos cambiamos nuestras rutinas, y dejamos de hacer muchas actividades porque nos suponen mucho esfuerzo y perdemos el interés. Empezamos por dejar de hacer actividades voluntarias y con las que disfrutábamos antes de empezar a sentirnos mal, hasta dejar de cumplir nuestras obligaciones con el trabajo, con la familia y amigos, incluso con nuestro propio cuidado.Explicación_Trampa_Depresión

Entramos en un bucle, donde la pérdida o el cambio inicial que nos ha llevado a sentirnos inicialmente tristes, nos lleva a realizar cada vez menos actividades. Pero dejar de hacer actividades que antes nos producían satisfacción incrementa nuestro estado de tristeza entrando en una espiral negativa difícil de controlar  y que en psicología se conoce como “la  trampa de la depresión” y que puede derivar en una depresión.

¿QUÉ PUEDES HACER PARA SENTIRTE MEJOR?

Llegados a este punto, has dejado de hacer muchas cosas que te agradaban porque te sientes triste, cansad@, y te dices cosas como: “no me apetece”, “ya lo haré cuando tenga ganas”, “no voy a hacer nada que no me apetezca”.

 Tienes que revertir la situación. ¿Cómo? Obligándote a realizar actividades que te resulten agradables. ¡Recuerda, las ganas de hacer y disfrutar de cosas NO surgirá de forma espontánea!  Así es que: Espiral_positiva_actividades_agradables_II

  1. Coge lápiz y papel y piensa en :
    • actividades del pasado que te hacían sentir bien y que has dejado de hacer.
    • actividades presentes que logras mantener aunque sea con mucho esfuerzo y dificultad.
    • actividades futuras que siempre hayas querido realizar y que tengas aún pendiente.
  2. Planifica con detalle cuando, cómo y con quién vas a realizar todas las actividades. ¡Recuerda que NO tienes muchas ganas de realizarlas, así es que necesitas algo que te lo facilite! Las alertas en el móvil o las tabletas son muy útiles.
  3. Busca ayuda. Apóyate en amigos o familiares para que te ayuden al principio a crear cierto hábito o rutina.
  4. Esfuerzo y constancia diaria son la clave del éxito. Las primeras veces disfrutarás poco  o nada pero si te mantienes constante volverás a recuperar poco a poco el interés y cada vez tendrás que hacer menos esfuerzo. Así es que debes estar alerta, mientras menos te apetezca realizar una actividad más debes insistir en realizarla!

 

ESFUERZO, CONSTANCIA y finalmente llegará la MOTIVACIÓN, ¿lo intentas de nuevo?

¡Recuerda,siempre termina saliendo el sol !

¡Feliz semana!