365 días 365 agradecimientos 2018

La semana pasada te invita a conectar con todos aquellos momentos que formaron parte de tu 2017 y por lo que te has sentido agradecido o agradecida. Si habitualmente no haces ese ejercicio de agradecer las pequeñas cosas que aportan valor en tu día a día, es probable que te haya resultado complicado conectar con ellos o incluso recordarlos. Es posible que solo vengan a tu memoria los momentos más “gloriosos” pero no lo olvides nuestro objetivo no son esos momentos sino aquellos pequeños y cotidianos que pasan más desapercibidos pero que contribuyen a dar sentido a tu vida cotidiana.

Así es que si has hecho el ejercicio de “me siento agradecida a la vida en el 2017” de golpe no hagas demasiado caso al resultado final ya que está distorsionado por la manera de recoger esa información..

Para que esto no te vuelva  en el 2018 y ahora que estamos a principio de año te invito a que empieces desde YA.

365 días 365 agradecimientos

En un primer momento pueden parecer muchos …el número retumba en la cabeza pero si lo piensas fríamente no es tan difícil. ¿Crees que no existe una sola cosa por la que sentir agradecido a diario? Ya verás que cuando le cojas el gustillo, te sorprenderás y comprobarás la cantidad de pequeñas pero grandes cosas que suman en tu día y te ayudará de forma muy poderosa a equilibrar esa balanza de la vida que de vez en cuando va de lado a lado y que a todos se nos desequilibra. Descubrirás y valorarás más si cabe la parte más amable de tu vida.

¿Cómo puedes ser más agradecido los próximos 365 días?

Como con  muchas cosas que haces a diario primero tienes que adquirir el hábito diario. Te dejo unos pasos que quizás puedan ayudarte a instalarlo:

1. Busca el momento del día que sea más cómodo para ti. Yo lo hago a primera hora del día, antes de comenzar con la vorágine diaria pero quizá para ti sea más cómodo plantearlo al final del día. Lo que tiene que ser es un momento relativamente tranquilo, las prisas no ayudan para conectar con la parte más amable de tu día a día.

2. Intenta durante un tiempo que siempre esa hora. Para poder instalar un hábito es importante crear esa rutina.

3. Agendalo: Igual que poner las citas del médico, la reunión con tal, la comida con cual. Registras en tu agenda aquello que es importante para ti y no quieres olvidar. Esto tiene la misma categoría. Puedes reforzarlo con una alarma en caso de saltarte tu “momento agradecimiento”.

4. Es posible que tu estado de ánimo te juegue malas pasadas. Cuando estás enfadado, preocupado o triste es muy costoso conectar con aquello aporta bienestar en tu vida y por la que sientes gratitud. Te invito a que lo hagas igualmente. Por experiencia se que son momentos en lo que uno está tentado a tirar la toalla. ¡No lo hagas! Te sugiero que a pesar del malestar trates de hacer el ejercicio.

5. Utiliza una agenda anual o escolar, una libreta bonita o tu dispositivo móvil pero que sería estupendo es que si logras instalar tu hábito, al final del año tengas recopilado todos tus agradecimientos.

6. Registra una cosa por la que te sientas agradecido …. o más! Con el paso del tiempo te irás sintiendo más cómodo y aparecen más cosas en tu lista. Se generoso con tu vida y añade todo lo que consideres cada día si así sientes gratitud por ello.

No tienen que ser originales, la vida cotidiana tiene poco de original en su mayor parte pero no por ello es menos valiosa. Y si lo consideras …¡repite!.

7. Mientras escribes aquello por lo que te sientes agradecido me gustaría que te pararas a pensar, ¿ cómo me siento AHORA mientras revivo este momento? No olvides  ser consciente de esas emociones agradables. Para ello tienes que disponer de un poquito de tiempo,10 o 15 minutos. Conectar con esas emociones y sentimientos son los que te ayudarán a reforzar la idea de volver a repetir cada día este nuevo hábito a pesar de las dificultades de tiempo o anímicas. ¡Recordar que después de hacerlo te proporciona cierto bienestar!.

Ya sabes lo que siempre te digo, tu vida es tu responsabilidad y tu bienestar emocional también. Así es que enmarca este sencillo pero potente ejercicio dentro de tu plan de autocuidado. Si eres constante y dejas que cale disfrutarás de sus garantizados beneficios.

¿Te atreves a practicar el agradecimiento a diario?

Si todavía no te ha quedado claro porqué razón es beneficioso para ti y para la gente que te rodeo el que practiques el agradecimiento, te dejo un post antiguo que escribí y donde desglosé algunos motivos. Quizá te sientas identificado con alguno de ellos. Haz CLICK CLICK  6 pasitos para practicar el agradecimiento a diario

¡Feliz día!

Nayra

 

 

Agradecimiento-psicóloga-benimaclet-nayra-santana

Me siento agradecida a la vida por …

Hoy es 1 de enero 2018 así es que feliz feliz año nuevo. En estos instantes como cada día empieza una aventura nueva con claros y oscuros, ya sabes de que va esto de vivir, momentos agradables y otra tanda de momentos de sufrimientos, todos se llaman vida.

Quizás te sientas tentando a estar revisando el año que ha pasado recordando con cierto amargor lo que no has conseguido, lo que has perdido, lo que te ha hecho sufrir.  Yo te invito a que en esta ocasión hagas el esfuerzo por tratar de conectar con la parte más amable de tu vida, con la que te sientes agradecida. Y que a buen seguro a pesar de ser un año de esos de recordar por la carrera de obstáculo que has tenido que sortear, tienes pequeños grandes momentos que agradecer, incluso en ocasiones en medio del sufrimiento.

Es cierto que mientras te encuentras en medio del ojo del huracán no es tan fácil verlos, sentirlos, apreciarlos pero a lo mejor el paso del tiempo, el temple de las emociones te ayude a coger un poco de distancia y a rescatar esos momentos por los que sentirse agradecido o agradecida a la vida.

Es posible que existan años más luminosos y que vienen de cara y donde parece que es más fácil agradecer todo lo que te ha ocurrido pero ¿y que haces con aquellos años en los que se presentan un sin fin de dificultades? ¿Esos no cuentan y suman en tu vida?

Así es que ahora que todavía tienes fresquito el año 2017 te invito a que hagas un recorrido mental y trates de rescatar tus pequeños grandes momentos por los que el 2017 a sumando en tu camino de la vida. Aquí tienes unas sugerencias por si no sabes cómo empezar:

  1. Reserva un espacio en tu agenda: asegúrate que no tendrás demasiadas interrupciones. El estrés no suele ser un buen compañero de mesa cuando una tiene que conectar con momentos agradables, suele espantarlos !!!.
  2. Busca un sitio inspirador: puede ser un sitio de la casa donde te sientas cómodo pero también puedes irte a tu cafetería preferida, a un lugar de la montaña, a pasear por la playa. Rodeate de cosas que te gusten … un café, música, tu mascota. Prepara el terreno para que fluyan.
  3. No te exijas que aflore todo en el primer instante: puedes empezar con un primer momento pero pueden haber más. No es una carrera es una sucesión de momentos de disfrute.
  4. Deja pasar los momentos desagradables: si en tú conexión con el pasado 2017 conectas con malos momentos, procura dejarlos pasar. No es el momento que te regodees en ellos, seguro que ya lo has hecho antes. Ahora toca dedicar tiempo a los momentos más amables de tu vida. ¡Ellos son los “prota”!.
  5. Escríbelos en una libreta o quizás seas de los que prefieras hacerlos con tu móvil. Busca el soporte que te sea más cómodo para ti pero que esto no sea un impedimento.

Recuerda que son pequeños grandes momentos: no busques momentos extraordinarios, estos en ocasiones son escasos. Pero la mayoría de nuestras vidas cuentan con momentos más amables que quizá te hicieron sentir por un breve espacio de tiempo importante, comprendido, acompañado, querido, escuchado … estos momentos son los que dan sentido a la vida. Ya que sin ellos, ¿cómo te sentirías? Igual fue tu vecina que te ayuda cada vez que puede a subir las bolsas de la compra; el panadero que te pone siempre unas pastitas de más porque saben que te gustan; tu amiga que te escucha durante horas todas las veces que lo has necesitado este duro año; tu pareja que te coge la mano cada vez que te nota más pachucha y te pregunta ¿y tú cómo estás?; o quizá esa desconocida con el que te cruzas cada mañana al subir al metro y que no te conoce pero por el mero hecho de compartir el mismo vagón cada mañana, te regalo una sonrisa cómplice de “ya estamos aquí, a trabajar” .

Si buscas con calma, paciencia estoy segura que encontrarás como mínimo 1 pequeño momento mágico de esos …¿a qué si?. ¿No te parece motivo suficiente para sentirte agradecido por ello? Bueno no me adelanto y te dejo que experimentes con ello.

Búscalos y luego me cuentas cómo te sentiste cuando lo has vuelto a revivir.

Hace muchos meses escribí unos post sobre el agradecimiento. Si te apetece aquí los tienes por si aprovechas a echarle un vistazo:

6 pasos para practicar el agradecimiento a diario

El agradecimiento es la memoria del corazón

 

Feliz feliz comienzo de año,

Nayra

 

 

Agradecimiento_Gratitud_Psicologa_Benimaclet_Nayra_Santana

6 pasos para practicar el agradecimiento a diario

Ya sabes que “Tus Emociones de la A a la Z” es uno de los proyectos que he puesto en marcha este año con el objetivo de ir haciendo un recorrido por el mundo de tus emociones. Ya has podido leer Agradecimiento_Autoestima_Psicologa_Benimaclet_Nayra_Santanasobre la ansiedad, el amor y la autoestima y en esta ocasión le toca el turno al agradecimiento o gratitud. 

Desde que eres bien peque@, tus padres o los mayores de tu alrededor te enseñaban con mucha insistencia la palabra gracias y por favor. Mientras escribo esto en mi cabeza resuena la típica frase de madre (lo digo con cariño), “¿Cómo se dice, cariño?” y tú respondías rápidamente con una voz cantarina “gracias”. A lo que el conocido de tu madre decía “Qué niña también educada”. ¿Te suena?

La palabra gracias no es la primera que pronuncias cuando tu eres pequeñ@ pero es de las primeras que empleas con un uso social.

¿Te has preguntado alguna vez cuantas veces has pronunciado la palabra gracias? Si piensas que todos los días interaccionas con alguien al que quizás pides algo y te lo proporciona …te  pongo un ejemplo:

– Vas a una tienda y preguntas por algo. “¿Tienes sombrillas rosas con lunares blancos?”

–  “No, no tenemos.”;  ” Vale, gracias”.

¿Te haces una idea ahora? Tirando por lo bajo es muy posible que una vez al día durante los 365 días del año, ¿no crees? Quizás visto así te parezca una barbaridad pero según mi humilde opinión es mejorable, ¿por qué?

En este primer recuento solo he tenido en cuenta las gracias más convencionales que existen, algo “impuestas” por normas sociales. ¡Ojo, son muy importantes porque facilitan que tus relaciones con los demás, los más lejanos, sean más fluidas y agradables! Pero esto es la forma más superficial del agradecimiento, es una forma cortés de expresarte. Pero el agradecimiento y/o gratitud es algo más amplio y profundo, no es solo ser educado.

¿Se te ocurren más motivos por lo que puedes ser agradecid@?

6 razones para ser agradecido

Ser agradecid@ con las personas de tu alrededor es una forma generosa de reconocer que:Agradecimiento_Autoestima_Psicologa_Benimaclet_Nayra_Santana

  1. El agradecimiento te ayuda a reconocer que el bienestar del que disfrutas es porque otras personas te lo proporcionan.
  2. El agradecimiento te ayuda a tomar conciencia que los demás son importantes para ti y expresarlo es una forma de hacérselo saber.
  3. El agradecimiento te facilita conectar y valorar con las cosas agradables y positivas que te ocurren en tu vida diaria.
  4. El agradecimiento fortalece tus vínculos emocionales con las personas que te rodean. Te acerca a ellos.
  5. El agradecimiento te proporciona bienestar emocional.
  6. Ser agradecida fortalece tu valía personal y aumentará tu autoestima.

Prueba ahora mismo, busca a alguien que tengas algo que agradecer, siempre tenemos algo pendiente que poder expresar y di la palabra mágica ¡ Gracias ! y es muy probable que seas responsable de una bonita sonrisa en otra persona. ¿Cómo te sientes ahora?

¿Cómo puedes expresar tu agradecimiento?

Ya sabes que la palabra gracias es la forma más generalizada de expresar agradecimiento. Es corta y sencilla, en la mayoría de las ocasiones no necesita más adornos, el resto lo hará la sinceridad con que la expreses.

Aún así te indico varias fórmulas que te pueden orientar:

  • Un simple gracias”.
  • “Eres muy amable por ..”
  • “Valoro mucho lo que haces cuando …”
  • “Me ayuda mucho …”
  • “Eres de gran ayuda …”

Pero en otras ocasiones no utilizas las palabras para agradecer sino lo transformar en gestos o en actos. Te sientes tan agradecid@ que relizas …”parte de su trabajo, haces la cena, le das una sorpresa, le llevas al trabajo, le escuchas y apoya”, en definitiva haces algo para expresar tu agradecimiento o gratitud.

Si dispones de 7 minutos, haz click al vídeo adjunto … no te dejará indiferente …

¿Ahora entiendes mejor a que me refería? ¿A que estás esperando? Corre y ve a decir gracias aquella persona que tanto se lo merece …

6 pasos para practicar el agradecimiento a diario 

Si llegados a este puntos piensas que quizás podrías expresar más tu agradecimiento a las personas que te importan, no tienes de que preocuparte. Como casi todo lo referente al mundo de las emociones, se puede practicar. Quizás al principio te resulte algo forzado, incómodo pero pronto empezarás a saborear la parte positiva. ¿Te atreves a probar? Sigue los siguientes pasos:

1.Toma conciencia de las situaciones de agradecimiento que se producen en tu día a día, hay muchas más de las que parece. Recuerda que no tienen que ser extraordinarias, la suma de cosas pequeñas hacen grande a un día.

La suma de cosas pequeñas hacen GRANDE tu día. Busca, valora y #agradece Click Para Twittear

2. Apunta los momentos que quieres agradecer: si se quedan sin más en tu cabeza es más probable que se olviden o que no logres identificarlos con claridad. Así es que bien escribirlos en una libreta o en un app de notas de tu móvil, te ayudará a tomar conciencia y a valorar ese momento de agradecimiento.

 

Agradecimiento_Autoestima_Psicologa_Benimaclet_Nayra_Santana

3. Conecta con el bienestar que proporciona reconocer que existe ese buen momento en tu vida gracias a algo o alguien. Eso te ayudará en el futuro a mantener el hábito. Sueles repetir con más facilidad aquellas cosas que te hacen sentir bien, facilita tu aprendizaje emocional. ¿Cómo te sientes ahora?

4. Busca un momento adecuado para repasar tu día y encontrar tus agradecimientos… ¡Ojo! Si estás estrasad@ será complicado que tomes conciencia de algo.

5. Practica el agradecimiento todos los días: Para que al final se convierta en un hábito que realices mentalmente con fluidez, es necesario, que practiques a diario. Es verdad que al principio te resultará complicado identificar y valorar situaciones cotidianas que por el mero hecho de formar parte de tu rutina hacen que te habitúes y pierda algo de valor, pasen más desapercibidas. Pero recuerda que repetir algo muchas veces no quita que sea maravilloso. ¿ O acaso la comida que te ha hecho tu madre durante años, que si, era su responsabilidad de alimentarte, pero no quita el valor y el esfuerzo demostrado a diario, no es para agradecer eternamente? ¿Se lo has agradecido alguna vez?

6.Expresa tu agradecimiento: ¡díselo! Cuando hayas identificado todas esas situaciones de agradecimiento, llega el momento que se lo digas. Para eso puedes ayudarte del apartado anterior “¿Cómo puedes expresar tu agradecimiento?”. Está muy bien que tomes conciencia y valores, pero si no lo expresas, tu agradecimiento se quedará algo cojo, y no podrías disfrutar al 100% de los beneficios del agradecimiento.

Así es que no me cabe más que animarte a que practiques y compruebes de buena mano los beneficios del agradecimiento. ¡Ahh! Lo olvidaba…

Muchas gracias por el tiempo que has dedicado a leer este articulo #agradecimiento Click Para Twittear

¡Feliz semana!