4 ideas para disfrutar de las vacaciones en pareja

Este artículo lo escribí en julio del año pasado, así es que si eres lector@ habitual a lo mejor te suena.  Pero creo que está de bastante actualidad, sobre todo si estás terminando de hacer la maleta en estos momentos y te marchas de vacaciones en pareja o con la familia. Te dejo 4 ideas para que te ayuden a disfrutar con mayor intensidad tus ansiadas vacaciones.  ¡Vamos allá!

Seguro que si te pregunto qué te sugiere los meses julio, agosto o incluso septiembre, dependiendo de la parte del mundo en el que te encuentres puedes pensar en buen tiempo, sol y horas de luz, siempre y cuando vivas en el hemisferio norte. Pero si por el contrario vivieras en Nueva Zelanda,  junio, julio, o agosto te traerán a la mente pistas de nieve y frío. Los mismos meses en distintas partes del mundo implican experiencias diferentes.Imagen_97_4ideas_disfrutar_vacaciones_13_07_2015

Pero si por el contrario te pregunto ¿qué te sugiere la palabra verano? Para una gran mayoría de nosotros implicaría descanso, relax, desconexión de la rutina, aficiones, tiempo libre, viajes, playa, montaña, cerveza, noches de calor, tiempo de lectura, bikini .. en definitiva VACACIONES. En esta ocasión, para los neozelandes el verano aunque lo disfruten en meses diferentes, diciembre, enero y febrero, significa lo mismo que para ti, para mí … VACACIONES !!

Pero te pregunto ¿tus vacaciones significan relax, desconexión o descanso etc.? ¿Nos relajamos todos de la misma manera? ¿Qué entiendes tú por desconexión? ¿Y tu pareja piensa lo mismo?

Durante demasiados meses en el año, sueñas despiert@ con esas ansiados días de descanso. Incluso en algunos momentos llegas a idealizar  ese viaje soñado, ese apartamento de la playa, o esa escapada con los amigos. Y cuando llega el momento te encuentras con que la foto del apartamento por internet nada tiene que ver con la realidad, el viaje a la ciudad “perfecta” resultó muy estresante porque la agenda de visitas era demasiado intensa, o que la escapada con los amigos resultó muy complicada porque erais mucho para ponerse de acuerdo.

Así es que puede ocurrir que te encuentres contando los días de vuelta a la tan denostada rutina.

Pero si además de idealizar el periodo de descanso, te vas de vacaciones con tu pareja y no pasáis por la mejor época, las tan “idílicas vacaciones” se pueden tornar algo insoportables.

¿Has escuchado en alguna ocasión que después del periodo de vacaciones, septiembre, octubre, se produce un repunte en las demandas de divorcio? ¿Puedes imaginar por qué? ¿Qué puedes hacer para que eso no te ocurra a ti?

Sigue leyendo y lo descubrirás …

¿Puedes hacer algo para que no surjan problemas con tu pareja durante las vacaciones?

Pues claro que sí… aunque se presente alguna dificultad, aquí te dejo algunas sugerencias para que te ayuden a disfrutar unas merecidas vacaciones con tu pareja. Coge lápiz y papel y apunta:

  1. Tengo un problema “enquistado” con mi pareja: cabe la posibilidad que tengas un problema con tu pareja que arrastráis durante todo el invierno y que por falta de tiempo lo tenéis pendiente de solucionar. No seáis ingenuos y penséis que los problemas se van a solucionar solos. Las vacaciones tienen un poder muy reconfortante en nuestras vidas pero no arreglan problemas sin más.

¿Qué puedes hacer tú y tu pareja? Tratad de hablar de vuestras dificultades antes de ir de vacaciones para que no  interfieran en vuestros días de descanso. De lo contrario corréis el riesgo que el problema cobre vida en el momento    más inesperado y que os arruine vuestras “vacaciones ideales”.

 

  1. Voy a pasar mucho tiempo libre juntos con mi pareja: ¿qué puede pasar? Aunque estés felizmente empejarad@ o arrastres problemas durante el invierno, de septiembre a julio trabajas bien fuera o dentro de casa. Esto implica que en muchos casos puede suponer :

Imagen_94_Horas_trabajo_año_13_07_2015

Y de repente, de noche a la mañana, comienzan las tan ansiadas vacaciones pasando a disfrutar :

Imagne_95_Horas_vacaciones_mes_13_07_2015

Si lo piensas en términos estrictamente racionales, aunque quieras mucho a tu pareja y te sientas feliz a su lado, puede ser entendible que en algún momento te puedas sentir algo “indigestad@” con tantas horas juntos, no estás acostumbrad@, así es que no te sientas mal por ello.

¿Qué puedes hacer para no “indigestarte” con tantas horas juntos? Para evitar que esos excesos se traduzcan en enfados o conflictos mayores, sería interesante que antes de comenzar las vacaciones comentéis qué vas a necesitar disfrutar de tiempo por separado.

           ¿Qué beneficios obtienes si lo comentas con tu pareja?

  • Si tú eres el que necesitas más espacio libre podrás planificar con antelación esas actividades y coordinarlas mejor con las actividades que habéis pensado realizar juntos. Además comentarlo previamente a tu pareja te permitirá hablarlo con más tranquilidad y tu pareja se sentirá parte de tus planes.
  • Si tú eres el que necesitas menos tiempo solo o te cuentas más entenderlo, el hablarlo previamente te facilitará un poco tiempo para aceptarlo y respetarlo e incluso quizás pensar en programar una actividad para realizar tú sol@, es una gran oportunidad para hacer grandes descubrimientos.

 Por tanto, busca espacio para disfrutar de ti mism@ y respeta que tu pareja quiera hacerlo, es muy sano para el  desarrollo de una vida en pareja saludable.

Imagen_98_aprende_disfrutar_compañia_amigo_13_07_2015

  1. Es tiempo de negociar con tu pareja: en el punto 2 hablaba de las 336 horas que te puedes encontrar si disfrutas de un mes de vacaciones. Así es que además de disfrutar de tiempo para tí, es necesario que habléis de las cosas que queréis hacer juntos. Es  muy probable que salgan a la luz las diferencias que mantienes con tu pareja por el mero hecho de que cada uno tienes tus gustos y preferencias, ¿ te suelo algo como…?

 

  • A ella/él le gusta levantarse muy tarde pero en cambio a ti quieres aprovechar el día a tope.celos-patologicos
  • A ella/él le gusta salir todas las noches, cena y copas… hasta que el cuerpo aguante. Pero tú prefieres ser de los primeros que baje a la playa.
  • A ella/él le gusta dormir la siesta y en cambio a ti te gusta seguir haciendo la visita a la ciudad y mantenerte activ@.
  • A ella/él le apasiona la fotografía y se para cada medio paso y observar cada minúsculo detalles y en cambio tus disfrutas mirando el paisaje de forma más general.
  • Él/ella pasarías 10 horas del tirón en la playa sin hacer nada y en cambio tú, nada más poner un pie en la arena .. estás deseando marcharte.
  • A él/ella le gusta el frío pero a ti el calor .. o a la inversa.

 

… en definitiva a ti te gustan unas cosas y a él/ella le gustan otras. Incluso gustándote las mismas cosas, cada uno lo disfruta de una manera diferente. Ambas posiciones son iguales de respetables así es que ¿cómo podrías solucionarlo? Las palabras mágicas son …HABLAR Y NEGOCIAR.

Procura que las necesidades de ambos estén atendidas, en unas ocasiones serás tú quien cedas y en otras será tu pareja. Si en vacaciones anteriores ya han surgido conflictos por estos motivos, lo recomendable es que lo habléis antes de comenzar hacer la maleta.

 

4. Dosifica el uso del móvil. Es momento de disfrutar del tiempo libre de una manera diferente con tu pareja, así es que es importante que regules su uso y que este no interfiera en vuestro tiempo juntos. No es importante la cantidad de horas pero si la calidad del tiempo compartido, y navegar por las redes sociales constantemente no te permitirá poner los cinco sentidos en el momento presente así es que … habla, mira, toca, escucha, huele…COMPARTE !!

¿Te suena de algo?

En definitiva NO olvides meter en la maleta cuando te vayas de vacaciones:

  • Una gran dosis de ilusión pero también de realidad. Las vacaciones no lo solucionan todo.
  • Otro poco de flexibilidad para afrontar imprevistos.
  • Carros y carros de capacidad de negociación para aceptar y respetar los gustos y necesidades del otr@.
  • No menos cantidad de humor para reírte de ti mism@ y de todo aquello que no se adapte a lo previsto.
  • Todo ello espolvoreado de una buena ración de curiosidad que te ayude a descubrir  rincones nuevos en el mundo, en ti y en tu pareja.

Imagen_100_receta_maleta_verano_II_13_07_2015

 

 

Disfruta de tus vacaciones AQUÍ y AHORA, ¡carpe diem!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*